n El avance de la cosecha gruesa de la campaña 2019-2020, que está por finalizar en el cultivo de soja y avanzó en un 50% en maíz, trajo a escena el reclamo de productores ante la rotura de bolsas plásticas en sus establecimientos. De acuerdo con un documento elaborado por Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), se registró un "creciente número de casos de roturas de silobolsas en distintos lugares del país".

Los ruralistas advirtieron que este hecho "no es nuevo, pero que en determinado momento recrudece y parece estar estrechamente vinculado con un odio ideológico hacia el campo que encuentra su canalización en romper silobolsas".

La entidad sostuvo que "en épocas de pandemia, con rutas fuertemente custodiadas, cuesta entender que puedan circular delincuentes que rompen silos y que jamás se los pueda identificar". En un contexto de necesidad de divisas y ante especulaciones sobre un sector agropecuario que retiene sus granos a la espera de una mejora en el tipo de cambio, desde CRA remarcaron que la decisión de vender su producción se toma en base "a necesidades y expectativas".