El Bolsón es una localidad argentina situada en la provincia de Río Negro, en el norte de la Patagonia, emplazada a orillas del río Quemquemtreu, en un valle repleto de árboles frutales. Allí están los Leibrecht, más precisamente en Mallín Ahogado, con su empresa familiar “Lúpulos Patagónicos'', que vienen administrando desde el año 1982, y que recientemente exportó 400 kilos de distinta variedad de lúpulo a Estados Unidos.

Hace muchos años la familia se dedicó a la industria cervecera pero el negocio no resultó como esperaban y más de una vez la empresa estuvo al borde de la quiebra. En el año 2014, los Leibrecht cambiaron el foco hacia el rubro de la cerveza artesanal. Esto dio como resultado una pronta recuperación de la empresa, al púnto tal que empezaron a exportar a Brasil y a Inglaterra, cumpliendo en este último caso, con todas las normas de la Comunidad Europea.

Hoy en día, la empresa patagónica provee lúpulo a la industria cervecera tanto nacional como internacional. Ha realizado este primer envío a los Estados Unidos y ya se preparan para la próxima exportación reuniendo y cumpliendo con toda la documentación necesaria bajo calidad certificada a nivel mundial.

La operación cobró gran relevancia debido a que habitualmente Argentina, incluyendo a Río Negro, es importadora de lúpulos norteamericanos, pero nunca se había comercializado producción local a este país.

Los 400 kg que Lúpulos Patagónicos exportó al país del norte fueron de las variedades Cascade, Nugget, Bullion, Victoria, Willamette y la gran estrella, “Patagonia Red”. Esta última despertó mucho interés ya que es única en el mundo por sus características organolépticas, es decir las descripciones de sus características físicas, cómo las pueden percibir los sentidos: su sabor, textura, olor, color o temperatura, que en este caso, además, desarrolla un cono rojo (cuando generalmente son verdes) y aromas frutales típicos únicos.

Según la describe la empresa, es la primera variedad comercial del programa de variedades de Lúpulos Patagónicos. Experimentalmente se la denominó AL001. Aporta aromas y sabores dulces, es por esto que no es recomendable usarla con maltas caramelo. Su amargor es suave y no es astrigente, con un retrogusto agradable y poco duradero.

En Río Negro, existen unas 160 hectáreas implantadas con Lúpulo. El Bolsón ocupa el 80 % del total de producción y aproximadamente el 20 % restante se divide entre General Roca, Fernández Oro y Villa Regina, aunque también hay producción en otras partes de la provincia.

El lúpulo brota en primavera y en cuatro meses logra un crecimiento muy importante. Cada planta puede medir hasta 5 metros de altura y pesar de 6 a 7 kilos. 

La empresa cuenta con alrededor de 4.000 plantas en El Bolsón. Esta zona que se ha constituido como una micro región productora gracias a las condiciones climáticas, las propiedades del suelo y la asolación prolongada en la época estival, poniendo al lúpulo argentino en los ojos de los demás países para la elaboración de cervezas con características únicas.

Todos los productos de “Lúpulos Argentinos” son cultivados y procesados en la finca de Mallín Ahogado. Su cuidado y monitoreo transita cada uno de los estadíos y los procesos se realizan de manera personalizada, logrando un producto de calidad Premium.

La empresa cuenta con cosechadoras que seleccionan y separan los conos de hojas y tallos con un máximo de 1 % de estas materias extrañas. Los secaderos automatizados extraen eficientemente la humedad de los conos de lúpulo sin superar la temperatura de 58ºC, evitando evaporar aceites esenciales.

Además, la empresa familiar utiliza en el proceso una pelletizadora y envasadora de última generación, logrando un proceso a baja temperatura y sellado de excelencia, evitando el uso de vacío, pero sin presencia de oxígeno. De esta manera, los pellets y flores, pueden moverse libremente por el paquete sin estar comprimidos por el mismo.

Desde la Patagonia argentina, la empresa de los Leibrech, comercializan sus productos de manera directa.

El lúpulo tiene su fiesta

Como cada año en el mes de marzo, El Bolsón realiza  la "Fiesta Nacional del Lúpulo", debido a que  la ciudad es reconocida por su producción de cervezas en sus diferentes variedades, convirtiéndose en la celebración más importante con que cuenta la localidad. Este festejo nació en honor a los lupuleros, quienes cada fin de febrero cosechan su producción.

Cuenta la leyenda que fue el alemán Otto Tipp quien trajo los primeros bulbos de lúpulo a la zona y los utilizó para la fabricación de cerveza artesanal. Al ver como las plantaciones de lúpulo crecían pródigamente en la región, varios lugareños comenzaron a cultivarlo para su comercialización a partir del año 1957.

Actualmente hay plantaciones por toda la comarca y muchas fábricas artesanales de cerveza casera, que nacieron en los últimos tiempos y son reconocidas a nivel nacional.

Seguir leyendo: San Martín quería ser agricultor


Más notas de

ElAgrario.com  

Voytenco aseguró que transformará la realidad del peón rural federal e inclusivamente

Voytenco aseguró que transformará la realidad del peón rural federal e 
inclusivamente

¡Feliz Día del Periodista Agropecuario!

¡Feliz Día del Periodista Agropecuario!

Capacitación en poda y riego a trabajadores y empleadores rurales

Operativo Móvil de Registración para trabajadores rurales en Corrientes

El RENATRE aumentó más de un 80% la Prestación por Desempleo para trabajadores rurales

Paro nacional de transporte de granos

Paro nacional de transporte de granos

Ley de Humedales: cuando el medio ambiente no es una prioridad

Ley de Humedales: cuando el medio ambiente no es una prioridad

Santa Fe tiene potencial para liderar la producción frutihortícola argentina

Santa Fe tiene potencial para liderar la producción frutihortícola argentina

Se nombraron las nuevas autoridades del RENATRE para el año 2022

Se nombraron las nuevas autoridades del RENATRE para el año 2022

Brasil registra el consumo de carne bovina más bajo en 25 años

Brasil registra el consumo de carne bovina más bajo en 25 años