En el año 1963, el presidente José María Guido estableció mediante el decreto Nº 8108, que el 2 de julio se celebrara el Día de la Avicultura Nacional, en reconocimiento a la importancia de la industria para la economía del país.

En sus inicios la actividad era parte de la economía familiar. Se les atribuyó a los colonos suizos, llegados a la provincia de Entre Ríos allá por 1857, la incorporación de un sistema organizado para la cría de aves. De a poco, la avicultura comenzó a proveer ingresos extras y para 1925 se transformó en actividad semi-industrial, que alcanzó un carácter intensivo en 1940. Pero el año clave fue 1959, cuando con la introducción de líneas genéticas híbridas la actividad dio un salto en la producción.

En la actualidad, la industria genera más de 100.000 puestos de trabajo.

En la actualidad, la industria genera más de 100.000 puestos de trabajo. La cadena productiva avícola integra directamente a productores avícolas, trabajadores rurales, empresas procesadoras, profesionales y técnicos. Javier Prida, presidente de la Cámara Argentina de Productores Avícolas (CAPIA), afirma además que la actividad “consume 1,6 millones de toneladas de maíz y soja” y es transversal a muchas otras industrias ya que tiene estrecha relación “con la construcción, la logística, la industria papelera, la industria del plástico, la industria metalúrgica, y la farmacéutica”.

En 2019 la faena superó en un 6,7% a la de 2018, alcanzando las 2,2 millones de toneladas de carne aviar, mientras que la producción de huevos rozó 994 millones.

Según datos del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación en 2019 la faena superó en un 6,7% a la de 2018, alcanzando las 2,2 millones de toneladas de carne aviar, mientras que la producción de huevos rozó 994 millones. Durante los primeros 5 meses de 2020, la tendencia continúa en alza para la producción de carne con un 4% más que el registro del año pasado (922 miles de toneladas), mientras que la producción de huevos cayó un 12% con respecto al mismo periodo, aunque el consumo en épocas de pandemia escaló a casi 300 unidades por habitante/año.

Sobre la situación de la cadena avícola frente al escenario de la pandemia por coronavirus Roberto Domenech, presidente del Centro de Empresas Procesadoras Avícolas (CEPA), comentó que la industria se encuentra más madura y con mayor capacidad de adaptación ante la coyuntura. “Han habido momentos buenos, momentos malos, momentos parecidos a un electrocardiograma”, expresó.

Necesitamos de medidas concretas por parte del regulador.

Por su parte CAPIA advirtió que si bien el trabajo es sostenido, algunas medidas del Gobierno, como el nuevo plazo de 60 días que prorroga la prohibición de la suba de precios “impactan fuertemente en el sector”. De acuerdo al comunicado emitido por la entidad, sujetar los valores a los establecidos por el programa Precios Máximos al pasado mes de febrero torna imposible la entrega de mercadería para los productores. “Necesitamos de medidas concretas por parte del regulador en materia impositiva, de precios, de fomento de las exportaciones, de financiamiento productivo y de simplificación de los procesos administrativos para poder afrontar lo que viene”, indicaron

Más notas de

ElAgrario.com  

Resoluciones CNTA 12 a 15 del 2021

Con un formato transmedia, la Fiesta Nacional de la Vendimia se emitirá en 55 países

Crean la Mesa Nacional Vitivinícola

Estudian potenciar la actividad acuícola y piscícola en Misiones

La carne ovina se quiere posicionar en el mercado

Lanzan app para trabajadores rurales: podrán tramitar la Prestación por Desempleo

Australia perdería su importante lugar como exportador de carne vacuna

Gustavo Vera: “El ámbito agropecuario es el más castigado por el delito de trabajo en negro”

Sánchez Jáuregui: "Superaremos la pandemia entre todos, cuidando y promoviendo el trabajo y la producción bonaerense”

El RENATRE participó de allanamiento que detectó a trabajadores en pésimas condiciones