El Ministerio de Trabajo dictó ayer la conciliación obligatoria en el conflicto por reclamos salariales que enfrenta a la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera (Atilra) con el Centro de la Industria Lechera (CIL) luego de que la organización gremial convocara a un paro de 24 horas en el marco de reclamos salariales.

Según adelantó la cartera de Trabajo, la resolución regirá durante 15 días hábiles para impedir "el desabastecimiento de esos productos de consumo público". En este contexto, los trabajadores acataron la decisión y el Gobierno convocó a sindicalistas y a empresarios a una audiencia, que se llevará a cabo el viernes 17 en horas de la mañana.

Desde Atilra, y ante declaraciones periodísticas de la industria que aseguraban que haber realizado mejoras salariales para los trabajadores de ese sector, advirtieron a través de un comunicado que "nunca se produjo un aumento salarial del 73% en el año".