El ministro de Agricultura, Julián Domínguez, recorrió el martes 10 de mayo campos afectados por anegamientos en el oeste bonaerense. El funcionario nacional visitó las localidades de Pehuajó, Carlos Casares, Ordoqui, Carlos Tejedor, Henderson y Bolívar, dialogó con productores y evaluó el impacto de las inundaciones en el sistema productivo de la región y en los caminos rurales de la zona. Estuvo acompañado por el intendente de Bolívar, Marcos Pisano. En estas localidades, los registros hídricos de los últimos meses superó con holgura los promedios habituales de la región.

Tras la recorrida, Domínguez afirmó que trabajan en conjunto con el Gobierno bonaerense y que convocó para el viernes 13 de mayo al Consejo Provincial de Emergencia. "Nosotros vamos a asistir con todo lo que la Provincia, el municipio y los productores requieran y soliciten", indicó. En el corto plazo, las obras apuntarán a reforzar obras que permitan un escurrimiento más rápido de los suelos, ante ciclos de lluvias elevadas.

"En cuatro meses tuvimos la lluvia de un año entero", sostuvo Domínguez. Y agregó: "Hay que ponerse también en el lugar del productor que sufre las consecuencias de la inundación, nosotros queremos que puedan producir".

Los mayores excesos hídricos en esa región de Buenos Aires ocurrieron en las localidades de Pehuajó, donde se vieron afectadas 45.240 hectáreas, seguido por Carlos Tejedor (32.562 hectáreas) y Trenque Lauquen (26.380 hectáreas). En Carlos Casares y General Villegas, se vieron afectadas extensiones superiores a las 20.000 hectáreas, mientras que en Rivadavia, 9 de Julio, Bolívar y General Pinto, se vieron afectadas superficies mayores a 10.000 hectáreas.

En la semana, el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, anunció la entrega de $15 millones para la reparación de caminos rurales, en las localidades de Bolívar, Pehuajó y Carlos Casares, además de la disponibilidad de créditos con tasas subsidiadas para los productores. En este sentido, el Banco Provincia ofreció a los tres municipios la línea "Préstamos para afectados por fenómenos naturales", que otorga créditos con una tasa fija del 37% y 12 meses de gracia para el pago de intereses.