El Gobierno nacional anunció reintegros para las exportaciones de vino, en el marco de la presentación del Plan Estratégico Argentina Vitivinícola 2030. El dato a tener en cuenta es que en la actualidad, esta cadena de valor paga derechos de exportación por 4,5% y se anunció un reintegro de 7%.

En un evento organizado por la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar) en Mendoza y que contó con la participación del presidente Alberto Fernández, el ministro de Agricultura, Luis Basterra, destacó que “hoy queda un sobreprecio de más de 2,5% en las exportaciones vitivinícolas”. El funcionario señaló que trabajan para mejorar los márgenes rentables de este sector, que en 2020 generó divisas por 1.100 millones de dólares. “Una de las ideas es que se baje la carga impositiva”, remarcó.

En un 2020 marcado por la pandemia de coronavirus, la industria vitivinícola registró aumentos en el consumo interno, pero busca mejorar su posicionamiento de cara a los mercados externos. El  presidente de Coviar, José Zuccardi, dejó en claro que además de mantener los actuales mercados, las prioridades de los bodegueros pasan por la competitividad a nivel interno y externo, una menor carga impositiva, tratamiento diferencial en precios de combustibles y energía y mejorar la estructura de riego.

En su discurso, resaltó las herramientas disponibles de diversificación, como el acuerdo Mendoza-San Juan, y el Banco de Vinos, una herramienta implementada por la gobernación mendocina para ajustar los stocks, ya sea evitando situaciones de excedentes o faltantes.

Desde el sector productivo destacaron que empezaron a recuperarse los precios en el mercado interno, después de años a la baja. El presidente de Federación de Cooperativas Vitivinícolas Argentinas (Fecovita), Eduardo Sancho, anticipó que el año pasado empezó a consolidarse una recuperación en el consumo. En declaraciones a FM Concepto, el directivo explicó que creció un 8% y se trata “de un fenómeno particular en Argentina, porque en Italia, Francia y España bajó”.

Con respecto a la política en materia de comercio exterior, Sancho estimó que además de la cuestión impositiva, se debe avanzar en materia de negociaciones internacionales, para superar una barrera que frena el crecimiento del comercio exterior, como es el caso de los aranceles. “Nuestros competidores son Chile, Australia y España, que trabajan con aranceles cero en la mayoría de los destinos, mientras los nuestros llegan al 15%, 20% y 25%”, advirtió.

El titular de Fecovita también hizo hincapié en la necesidad de acceso al financiamiento para desarrollar la actividad en el largo plazo. En ese sentido, recordó que movilizan estructuras que requieren un trabajo de 30 a 40 años. “Un viñedo entra en producción desde que se planta, los primeros resultados tardan entre cuatro y cinco años”, explicó.

El plan estratégico en vinos presentado en Mendoza se focaliza en seis objetivos centrales, que apuntan al mercado interno, al mercado externo, a la rentabilidad, productividad y calidad, al enoturismo y a la sostenibilidad ambiental y social. En tierras mendocinas también se rubricó un convenio entre el Consejo Federal de Inversiones (CFI) y Coviar, que establece la realización de acciones de promoción en colaboración con las provincias y el desarrollo de líneas de financiamiento.