El Gobierno nacional acortó el plazo para anotar las exportaciones de maíz correspondientes a la campaña 2020/2021. La Subsecretaría de Mercados Agropecuarios reflotó el artículo 18 de la Resolución 128, del 14 de noviembre de 2019, al entender que se alcanzó el saldo exportable del cereal de ese ciclo. Según la cartera agropecuaria nacional, la industria declaró despachos por un volumen de 38,5 millones de toneladas. El principal cambio radica en que se podrán registra ventas con un plazo máximo de 30 días. 

En un texto -al que este medio tuvo acceso- se formalizó esta medida. “A partir del día de la fecha solo se aceptarán para su registro Declaraciones Juradas de Venta al Exterior dentro del régimen especial denominado “DJVE-30”, según un documento firmado por el titular de Mercados Agropecuarios, Javier Preciado Patiño

Para el resto del año, el requisito para declarar exportaciones será que las mismas se correspondan con “operaciones debidamente respaldadas con sus compras físicas y con barcos nominados con fecha estimada de arribo”, según el comunicado. Voceros de Agricultura destacaron que “el registro sigue abierto y damos prioridad a los negocios concretos que quedan para el maíz de esta campaña, el saldo exportable del cereal 2020/21 se alcanzó cinco meses antes de que empiece el nuevo ciclo". 

Por el lado de los exportadores, fuentes de ese sector ratificaron que “las exportaciones no están cerradas, lo que hace el Gobierno es apelar a una resolución que permite fijar condiciones al registro”. En este sentido, remarcaron que las autoridades empezarán a requerir mayor información para que la exportación siga operando. 

Para la nueva campaña, las estimaciones privadas anticipan una campaña récord. En este punto, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA), proyectó que el área del cereal crecerá un 7,5% en relación al ciclo anterior y alcanzará las 7,1 millones de hectáreas, con un volumen de cosecha superior a las 50 millones de toneladas. De esta manera, se consolida su papel de cultivo principal, dejando atrás a la soja.