Los representantes de la Mesa de Enlace confirmaron que el Gobierno analizará el porcentaje de incremento en los derechos de exportación de soja la próxima semana y que en breve se reabrirá el registro de exportaciones. Tras el encuentro entre el ministro de Agricultura Luis Basterra y los titulares de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Federación Agraria Argentina (FAA), Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro) y Sociedad Rural Argentina (SRA), adelantaron que el incremento de hasta tres puntos previstos en la Ley de Solidaridad Social solo se aplicará al complejo sojero y que podría haber reducción de la alícuota en otras producciones.

El balance marca un empate técnico entre la cartera agropecuaria, que logró desactivar un clima de tensión tras los rumores de aumento en retenciones de soja, y las entidades del campo, que al menos por el momento se fueron con la certeza de que en los próximos días no subirán los derechos de exportación.

El encuentro, que se extendió por espacio de casi tres horas, se llevó a cabo en la sede de la cartera agropecuaria y si bien los directivos de las entidades rurales no se apartaron un centímetro de su postura de ir a un cese de comercialización en caso de alcanzar el techo de 33% en retenciones de soja, dejaron una puerta abierta para la negociación. "Hemos quedado en la posibilidad de análisis para los próximos días, le hemos hecho una contrapuesta para que no aumenten", sostuvo el presidente de FAA Carlos Achetoni, quien además agregó que "hay posibilidades de algunos productos que irían a la baja".

Por su parte, el presidente de CRA, Jorge Chemes, sintetizó la postura de la Mesa de Enlace al destacar que tienen "el convencimiento de que no hay una decisión tomada". De esta manera, rubricó que al menos en el día de hoy no habrá anuncios en el Boletín Oficial sobre una modificación en el esquema de este impuesto para la exportación de soja y que tampoco el presidente Alberto Fernández hará anuncios al respecto el domingo 1° de marzo, en el marco de la apertura de sesiones ordinarias en el Congreso nacional.

"Pensaba que era una decisión tomada y que se iba a hacer un anuncio el día domingo, pero nos confirmaron que no es así", adelantó. Con respecto a la presión de los productores para llevar a cabo medida de fuerza, señaló: "Les pedimos un par de días, para ver so logramos negociar en la negociación el número que necesitamos".

Además de concertar un encuentro para la próxima semana, en donde campo y Gobierno seguirán dialogando sobre el porcentaje de incrementos de este impuesto, los ruralistas también señalaron que el registro de exportaciones se abrirá en breve, aunque no precisaron fecha. Con esta medida y de concretarse finalmente la suba de tres puntos en soja y sus derivados, el oficialismo espera recaudar unos USD500 millones, de acuerdo a estimaciones privadas.

En este escenario, queda despejar las dudas sobre si el incremento se aplicará solo al poroto de soja o si alcanzará también a sus subproductos. En la mesa de También se analizan rebajas en este impuesto para las economías regionales, en donde unos de los cultivos beneficiados sería el girasol, que tendría una rebaja.