El Gobierno presentará en los próximos días un proyecto de ley para el sector agroindustrial, que en base a una serie de incentivos fiscales apuntará a sumar divisas adicionales por USD6.140 millones durante los próximos cuatro años. El borrador de la normativa, a la que tuvo acceso BAE Negocios, también contempla una serie de beneficios para las economías regionales, que aportarán USD1.145 millones en exportaciones y para la actividad ganadera. La vigencia de esta legislación se extenderá hasta diciembre de 2025, con opción de una prórroga por cinco años.

La rebaja a los derechos de exportación quedaron afuera de la agenda, más allá de constituir uno de los pedidos centrales del Consejo Agroindustrial Argentino (CAA). La Casa Rosada definió este punto en el Presupuesto 2022 y, de aprobarse, el actual esquema de retenciones seguirá vigente hasta diciembre de 2024, mientras que las cámaras de la industria agroexportadora no descartan volver a insistir con esta postura a futuro.

Producción sustentable

El texto de la ley, que fue elaborado a partir de un trabajo conjunto entre las autoridades nacionales y el CAA, hace foco en la producción sustentable y cuenta con dos grandes pilares, que son el uso de semilla fiscalizada y el estímulo al uso de fertilizantes. Estos dos temas son prioritarios en la agenda entre el campo y el Gobierno. En el caso de soja, y según se desprende de estadísticas oficiales, los productores solo usan un 25% de semilla fiscalizada, para una producción que se extiende en una superficie cercana a las 17 millones de hectáreas.

El mecanismo para estimular el ingreso de los dólares del campo se articulará a partir de la creación de un certificado de crédito fiscal, que incluirá hasta el 50% de gastos deducibles de Ganancias en la compra de estos productos. El proyecto prevé que, con este impulso, la cadena sojera aumentará sus ingresos un 34%, seguida por el trigo (30%) y el maíz (20%). El proyecto de ley también buscan dinamizar a las economías regionales, que sumarán USD1.145 millones del adicional de divisas que se generarán en los próximos años. En este escenario, el limón aportará 25% de los dólares, el arroz el 12% y el sector forestal el 9%.

En hacienda bovina, y mientras el Gobierno trabaja en medidas para controlar la suba de precios en los mostradores, la ley apunta a incentivos para la invernada, las categorías de menor peso destinadas a la reposición. El objetivo es llegar a un mayor peso de faena, que se traduciría en un aumento de 33.900 toneladas en la producción. Con estos números, las exportaciones de carne vacuna aumentarían en USD186 millones, con ganancias extras para los ganaderos a nivel de mercado interno por USD42 millones.

Más notas de

Andres Lobato

En 2022, el Gobierno flexibilizará el cupo a las exportaciones de carne vacuna

Domínguez ultimó detalles con los técnicos del campo

Bodegueros y Gobierno buscan eliminar aranceles chinos para el Malbec argentino

Bodegueros y Gobierno buscan eliminar aranceles chinos para el Malbec argentino

Crece la producción de maíz y aportará hasta USD1.000 M extra en divisas

El maíz apunta a un nuevo récord productivo

La industria láctea busca negociar con Feletti un nuevo acuerdo de precios

El precio de los lácteos está congelado hasta el 7 de enero

La liquidación de divisas de noviembre quedó a un paso del récord histórico

Los productores aceleraron el ritmo de ventas en soja

Los fabricantes de maquinaria agrícola cerrarán el 2021 con 20% más de ventas

Las ventas de sembradoras crecieron 13,2%

El Gobierno presentará un proyecto de ley para generar USD6.140 M adicionales

El Gobierno presentará un proyecto para generar USD6.140 M

Buscan desacoplar los precios locales de los externos para frenar la suba en la carne

Guzmán, Domínguez, Kulfas y Feletti analizaron opciones

El Gobierno busca contener el aumento de la carne y no descarta subir retenciones

El Gobierno busca contener el aumento de la carne y no descarta subir retenciones

El Gobierno ampliará Precios Populares para controlar subas en carnicerías

En las carnicerías, las subas se perfilaron hasta $200 por kilo