El presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Jorge Chemes, sostuvo hoy que existe una "ausencia total de planificación para la producción" agroindustrial.

En un comunicado titulado "El campo es históricamente solidario", el dirigente señaló que "se suma a la constante de gravarnos con más impuestos, la ausencia total de una planificación para la producción que amalgama la ecuación económica del país y el campo".

Además, expresó que se trata de contemplar en la planificación, "su proyección en el tiempo determinado las variables del consumo per cápita, su aceleración o desaceleración, el crecimiento demográfico, los mercados y, claro está, el impacto del cambio climático".

En este mismo contexto, agregó que "la intervención de estos ejes de análisis, y una planificación que nos permite trazar hoy el campo de 2030, nos permite llegar al mañana con diagnósticos específicos, políticas y herramientas necesarias para controlar el campo y el futuro que tiene y puede darle al país"

Chemes advirtió que "no pensar hoy el campo de acción a diez años es quedarnos empantanados en la fracasada receta de un esquema impositivo tan viejo e ineficaz, excesivamente voraz y absolutamente injusto".

Asimismo, el presidente de la CRA enfatizó que es hora que la política "se ponga los pantalones largos" y que comience a diseñar una nueva ley impositiva, acorde a los tiempos de hoy porque los parches ya no alcanzan para que se recuerden tantos años. 

En este mismo marco, reclamó que "la política haga su autocrítica, no solo por la pobreza que le duele al país, sino también por las ineficiencias de sus medidas".

En el párrafo final opinó que "los productores argentinos" son "históricamente solidarios".
"Hemos aportado siempre y vamos a hacerlo en la certeza de que la medida sea justa y no confiscatoria", aseveró.

Para completar su postura y marcar su mensaje respecto a la situación que está atravesando la agroindustria, dijo que "el campo también necesita que la política le dé una mano para nuestros productores endeudados y sin financiamiento, salgan a flote. Él allí, la posibilidad de este gobierno de aplicar en el sector agropecuario la justicia social que pregona y que nosotros, con los recursos que generamos, ayudamos a construir".