El optimismo inundó al mercado petrolero, desde que la posibilidad de contar con una vacuna eficaz contra el coronavirus es concreta.

Ayer, en el mercado de futuros de Londres, el barril de Brent ganaba casi un 4%, para febrero del 2021, con un valor de referencia de USD 47,80. Este es el precio más alto desde el mes de marzo.

La tendencia alcista comenzó desde que los distintos laboratorios han ido anunciando los resultados positivos en la fase 3 de la vacuna y se potenció cuando Pfizer y AstraZeneca anunciaban su ingreso a la fase de fabricación, pidiendo la autorización de emergencia para ello en sus respectivos países, Estados Unidos y Gran Bretaña. Luego le siguió la vacuna rusa, Sputnik V.

Para entrega en enero, también hubo puja hacia arriba. Ahí el crudo del Mar del Norte, de referencia en Europa y en Argentina, cotizó este martes arriba de los USD 46,50, mientras que para febrero el precio orilló casi los USD 48. Ya la jornada anterior, en el International Exchange Futures concluyó con otro incremento del 2,51 %.

La tendencia alcista se explica en las expectativas que existen entre los inversores sobre la posibilidad de que se pueda recuperar la demanda en los próximos meses. Así las acciones de las principales petroleras subieron de una manera acentuada.

Por caso YPF recuperaba terreno en la bolsa con un alza en su cotización del 11,1% (ver recuadro).

Producción

La clave de que la suba del petróleo sea sostenida y que el precio se ubique más cerca de los USD 50 que de los USD 40, está en el nivel de producción.

Mientras que en la actualidad se conjuga el confinamiento europeo con la apertura en América Latina, a futuro, con la vacuna disponible entre enero y marzo, se espera que la demanda de energía, con una “nueva normalidad” en casi todo el planeta, crezca.

En paralelo, las reservas de petróleo crecieron ante la baja de crudo, impuesta por el freno a la actividad económica para combatir la pandemia.

El rol de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus socios (OPEP+) aplicando fuertes recortes de producción, fue clave para evitar un derrumbe más grave en el precio del crudo, y se espera que siga más allá de este año.

Esta posibilidad también jugó como una presión al alza del precio del barril. Si esto no se mantiene, es factible que todo lo ganado en estos últimos días se pierda por completo o en gran parte.

47,80

Una posible alza de la demanda de crudo disparó las acciones de las petroleras.


Más notas de

La Opinión Austral

Se confirmó que habrá una nueva Ley de Hidrocarburos

Se confirmó que habrá una nueva Ley de Hidrocarburos

Santa Cruz: el mejor distrito del país para la “inversión metalífera”

Santa Cruz: el mejor distrito del país para la “inversión metalífera”

Silvina Córdoba en el Consejo Federal Pesquero: “La prioridad es generar trabajo para los santacruceños"

Cancillería creó una unidad especial para atraer inversiones extranjeras en energía y minería

En el Día Nacional del Gas, Alberto Fernández habló de "concretar el más ambicioso proyecto de integración regional de la historia"

Plan Gas: formalizaron el procedimiento para la aplicación de los Certificados de Crédito Fiscal

El Enargas publicó los análisis de actualización tarifaria de cada una de las distribuidoras

Megaminería en Chubut: “Había empate y Sastre no se animó a desempatar”

YPF planea invertir 2.700 millones de dólares en 2021

Chubut gestiona ante Nación para evitar el cierre de Energía del Sur