El maíz empieza a consolidarse como el cultivo con mayor volumen de cosecha, de acuerdo a una estimación de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR). Con Córdoba a la cabeza de los mejores rindes, el cereal se encamina hacia las 50 millones de toneladas, con un nivel de precios internacionales por demás seductor. Como muestra, la posición Mayo 2021 del cultivo cerró en 256 dólares la tonelada, un aumento de casi 10 dólares en comparación a la rueda comercial del día anterior. Por el lado de la soja, la caída del volumen cosechado se compensará con los mejores precios de los últimos ocho años: la oleaginosa cerró en 563 dólares la tonelada. 

El mapa del maíz muestra que el mayor volumen cosechado se alcanzará en Córdoba, que con una superficie sembrada de 2,55 millones de hectáreas y un rinde promedio de 9.000 kilos por hectárea, aportará 21 millones de toneladas. El podio se completa con Buenos Aires, con 12,2 millones de toneladas y Santa Fe, con 7,44 millones de toneladas. A nivel nacional, la entidad bursátil estimó un área cosechada de 6,36 millones de hectáreas, con un rinde promedio de 7.860 kilos.

En Córdoba, que aportará el 42% del volumen total de maíz, la siembra comenzó con problemas de falta de agua, situación que llevó a los productores a optar por planteos tardíos. Esta decisión fue clave, porque estos esquemas –según explicaron los técnicos de la BCR- superarán en gran proporción al cereal de implantación temprana.

En la vereda opuesta, el cultivo sufrió ajustes de cosecha en Entre Ríos, que alcanzan los 2.000 kilos por hectárea en relación a las estimaciones de marzo. En Buenos Aires, se esperan caídas de los rindes de 300 kilos por hectárea y en La Pampa de 200 kilos por hectárea.

Más allá de estos números puntuales, este cultivo muestra una curva ascendente desde hace diez años. Al medir la superficie sembrada, se puede apreciar que en la campaña 2010/11 apenas superó las 4 millones de hectáreas. Tras una evolución constante –con la excepción del ciclo 2014/15- el maíz trepó de 5 a 7 millones de hectáreas y una vez más se perfila con todas las chances de superar a la soja en volumen cosechado.

Soja, un paso atrás

A diferencia del maíz, la foto de la soja no es tan nítida. Si bien la BCR mantuvo su estimación de cosecha en 45 millones de toneladas, se empiezan a profundizar las diferencias de rinde en las principales regiones productivas. En los extremos de la escala, en Entre Ríos se relevó un promedio de 1.300 kilos por hectáreas, mientras que en Córdoba se acerca a los 3.300 kilos por hectárea.

Al igual que el maíz, Córdoba también encabezará el mayor volumen cosechado de soja a nivel nacional. En este caso, con una superficie de 4,55 millones de hectáreas y un rinde promedio estimado en 3.280 kilos por hectárea, se esperan una producción de 14,7 millones de toneladas. Por su parte, Buenos Aires aportará una cosecha de 12,26 millones de toneladas y Santa Fe sumará 8,77 millones de toneladas.

Por el lado de estas dos últimas provincias, desde la bolsa rosarina advirtieron que si bien hay ajustes menores en los volúmenes de producción, hay una gran disparidad en las primeras cosechas que se llevaron a cabo en ambas provincias.  Hacia el norte, los primeros lotes cosechadores oscilaron entre los 1.000 y 2.000 kilos por hectárea en Chaco, pero el pronóstico mejora con los cultivos de implantación tardía, y esperan que lleguen a 2.700 kilos por hectárea.