Habiendo cerrado un año en el que se alcanzó el consumo de carne más bajo en 100 años (con 49,7k/per cápita durante el 2020) el Instituto de Promoción de Carne Vacuna Argentina (IPCVA) expresó su preocupación ante lo registrado en la última encuesta que realizó, en donde se tomó como referencia 1100 casos.

En relación a la caída del consumo, la encuesta reflejó que si bien existe un contrapeso en términos económicos que incide negativamente en el consumidor, el precio de la carne subió, por ejemplo, un 4,9% durante el primer mes del 2021, también existe una tendencia a abandonar la carne vacuna por cuestiones asociadas a la salud y el maltrato animal. En este sentido, el informe destaca que al menos un 24% de quienes dejan la carne lo hacen por estos dos último motivos.

En la jornada virtual a campo, que organiza el Instituto, el jefe de Promoción Interna del Ipcva, Adrián Bifaretti, atento a los resultados que se obtuvieron de la encuesta sugirió "polarizar con aquellos que adoptan una cultura alimentaria más extrema" y, por el contrario conviene adoptar una estrategia en la que "se construyan y destaquen los valores de la carne vacuna".

Los valores de la carne vacuna y la identidad del productor son los ejes en los que se debe posicionar la comunicación y promoción de la carne, según el experto del IPCVA. La invitación de Bifaretti es "trabajar con responsabilidad social empresaria, cómo se está cuidando a la gente con los protocolos, a luchar contra el Covid, mejorar las cuestiones de bienestar animal. Cómo se produce el producto, qué características tiene, qué es lo que puede ofrecer desde el punto de vista nutricional o desde la salud, nuevos cortes cárnicos".

"Estamos asistiendo a un cambio en los hábitos de compra, hábitos de consumo de carnes en nuestro país, donde obviamente hay un mayor porcentaje de la población que está buscando opciones alimentarias asociadas a nuevas conductas".

El desafío de la carne vacuna a futuro es contundente, ya que se están profundizando cambios gestados en la última década y lo que en un principio fue considerado sencillamente una elección de un alimento por sobre otro se convirtió rápidamente en un estilo de vida integral. En este sentido, Bifaretti precisó: "Estamos asistiendo a un cambio en los hábitos de compra, hábitos de consumo de carnes en nuestro país, donde obviamente hay un mayor porcentaje de la población que está buscando opciones alimentarias asociadas a nuevas conductas".

Además de los cambios de conducta, el precio incide directamente en el consumo. El Instituto destacó la importante influencia de éste en la elección del consumidor luego de que el relevamiento haya registrado que el 70% de la gente encuestada estaría de acuerdo con sustituir la carne si ve noticias o contenido en redes sociales que esté asociado al precio de la carne.

Casi un 30% de los casos del muestreo aseguró que sustituiría la carne si ve alguna noticia relacionada con el maltrato animal, y un 20% lo haría si encuentra noticias que vinculen negativamente la carne con la salud o con el medioamiente.

Las redes sociales e influencers son, para el Instituto, jugadores relevantes para el consumo de carne en la actualidad ya que "empieza a darse una politización del tema y tanto el activismo vegano como el ambiental van a seguir creciendo en el futuro". En relación a los primeros, los veganos, el experto asegura que "fomentan la grieta alimentaria" y en su lugar deberían repensar a los alimentos "para unir a las personas y no separarlas más allá de su forma de ver o su estilo de vida".

Si te interesó esta nota, te sugerimos leer: Desde Cafma auguran 'un buen año' para la fabricación de maquinarias agrícolas

Más notas de

ElAgrario.com  

Cucamelón: Poderoso el chiquitín

Resoluciones CNTA 61 a 84 del 2021

Indicios de explotación laboral en un establecimiento agrícola de Santa Fe

El RENATRE detectó varios casos de presunta explotación laboral

La UATRE nuevamente de luto

El RENATRE ofreció su estructura para vacunar de forma prioritaria a trabajadores rurales mayores de 60 años

Se inauguró una sala láctea en una escuela agraria en Mar Chiquita

En 2020 se certificaron 132 mil toneladas de productos orgánicos

CASFEG y APAMA unidas para desarrollar nuevas variedades de arándanos entrerrianos

Marcos Williams “Proponemos una Ley Ovina más ágil, más moderna y con fondos actualizados”