Las exportaciones de carne bovina empiezan a sentir el impacto de la baja de precios a China, según informaron desde el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (Ipcva). La entidad informó que durante el pasado mes de abril, las exportaciones en este rubro alcanzaron un valor aproximado de US$ 200 millones. El dato a tener en cuenta es que el precio promedio registró una caída de 14,2% en relación al mismo período de 2019.

En el último año y tomando como base mayo 2019-abril 2020, las ventas de la industria frigorífica acumularon unas 880.000 toneladas, con un ingreso de divisas aproximado de USD3.200 millones. Como aliciente ante la caída de los precios, el volumen exportado en abril creció un 5,9% contra el mes anterior y un 18% versus abril 2019.

Tal como adelantó BAE Negocios, analistas del sector ganadero y directivos de la industria frigorífica exportadora reconocieron que China –el principal comprador de carne argentina- busca renegociar contratos y está pagando hasta USD500 menos por tonelada. En esta instancia, también pesa el mayor volumen de ventas hacia el gigante asiático por parte de Estados Unidos y Brasil.

Según estimó el Ipcva, el precio FOB promedio por tonelada para abril se ubicó alrededor de los USD7.060 por tonelada para los cortes enfriados sin hueso, valor que representa una caída del 20,9% al comparar con los valores de hace un año. Por el lado de los cortes congelados sin hueso, el promedio se ubicó sobre los USD4.400.