El sector porcino analiza inversiones por USD3.800 para dinamizar las exportaciones en los próximos cuatro años, de acuerdo a estimaciones oficiales. Con estos fondos, se buscará incrementar el stock de madres en 300.000 cabezas y generar divisas por USD2.500 millones. Fuentes del sector privado de esta actividad remarcaron que en este escenario, el Estado deberá seguir con atención  aspectos comerciales y sanitarios del proyecto.

Según estimaciones del Gobierno, el sector porcino argentino cuenta con 350.000 madres, distribuidas en 3.855 establecimientos y que generan una producción de carne cercana a las 700.000 toneladas. Los primeros números de este proyecto prevén un crecimiento en base a unidades productivas de 12 a 15.000 madres, con un costo de USD140 a USD150 millones cada una, que permitirían –en el primer año- incorporar 60.000 madres al rodeo nacional.

Las ventas externas de esta cadena de valor no superan las 30.000 toneladas anuales y no es jugador de peso en el negocio de esta proteína animal a nivel global. Esta semana, el ministerio de Agricultura anunció un récord de exportaciones para este sector, que cerró el primer semestre del año con ventas por 17.856 toneladas, que generaron un ingreso de divisas de USD 26 millones.

Los números que presentó Cancillería en el marco de este proyecto de inversión china señalan que a partir del cuarto año se generará un saldo exportable de 880.000 toneladas anuales, con un valor de USD2.100 a USD2.500 millones. Otro factor a tener en cuenta en esta idea es el aumento en el consumo de maíz, que pasaría de 1,5 millones de toneladas por año a 3,6 millones de toneladas.  

Consultado por BAE Negocios, el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Jorge Neme, señaló que el planteo argentino se articuló en base a cooperación para el desarrollo productivo, tecnológico y un acuerdo general para promover la relación entre productores, empresas y cooperativas argentinas. Con respecto al avance de las negociaciones, el funcionario adelantó que “las autoridades chinas está considerando” el marco para las inversiones propuesto por Argentina.

Desde el sector privado estiman que si bien el acuerdo es beneficioso para la cadena, se deben tener en cuenta aspectos comerciales y sanitarios. Distintas fuentes consultadas coincidieron en que uno de los problemas que pueden originarse en el futuro es que no se pueda colocar el saldo exportable en China. “Hay que ver con cuidado la letra chica”, advirtió Alejandro Lamacchia, presidente de la Asociaciones de Productores Porcinos de Buenos Aires (Aproporba).

El directivo estimó que este flujo de inversiones movilizaría la actividad en los municipios que se ubiquen en la zona de influencia de las nuevas granjas, pero deben tenerse en cuenta aspectos como el origen de la genética que se utilizará en las granjas y asegurar la presencia de inversores argentinos en el proyecto, entre otros puntos.

 

Más notas de

Andres Lobato

El bajo volumen cosechado de soja 2021/22 impactará en la industria

La falta de lluvias impactó de lleno en los rindes

Tras reunión fallida, siguen cortes de ruta por falta de gasoil

Corte de rutas en Río Negro

Transportistas tucumanos anunciaron paro y la provincia intenta frenarlo en la Justicia

La protesta afectará la comercialización

La suba del gasoil impactará en los costos del agro

El impacto directo del gasoil en el IPC es relativamente menor

La suba en el corte de gasoil con biodiésel impactó en los surtidores

La suba será de 12%

El Gobierno ultima detalles para subir corte de gasoil y el campo anunció protestas

Los fabricantes esperaban destinar 1 M de toneladas al corte

Advierten por recorte en ingreso de divisas hasta agosto

La industria sufre la falta de materia prima

La exportación de carne porcina lleva una caída récord en 2022

La exportación de carne porcina lleva una caída récord en 2022

La suba de los precios internacionales del agro mejoró la renta de los productores

Al inicio de una nueva campaña, cede la presión tributaria

La faena bovina creció un 8,4% en mayo y quita presión alcista en los mostradores

La industria procesó 1,17 millones de cabezas