El Ministerio de Agricultura nacional declaró la emergencia agropecuaria en casi toda la provincia de Neuquén y en ocho departamentos de Río Negro, que incluye la postergación en los pagos de impuestos y créditos de bancos públicos, a través de las resoluciones 164, 165, 166 y 167 publicadas ayer en el Boletín Oficial.

En Neuquén se determinó el estado de emergencia o desastre agropecuario, según corresponda, desde el 29 de julio hasta el mismo día del año próximo, a las explotaciones ganaderas y de la agricultura familiar afectadas por nevadas, en todo el territorio provincial excepto los valles irrigados de los ríos Neuquén y Limay, de los departamentos de Confluencia y Añelo.

En el caso de Río Negro, la emergencia también será por un año, desde el 6 de julio, para las explotaciones agropecuarias frutihortícolas, vitivinícolas y de frutos secos afectadas por granizo en el departamento de General Roca.