Las importaciones de carne porcina en marzo aumentaron 68,3% interanual, de acuerdo a estadísticas del sector privado. A partir de la retracción del mercado chino, Brasil, que es un jugador de peso en el negocio, empezó a colocar sus excedentes en América Latina. En comparación al promedio de 2020, las importaciones de esta carne crecieron 205%.

" Brasil tiene sobrantes y los está repartiendo en la región a precios muy baratos", explicó Juan Uccelli, asesor del sector y titular de la consultora JLU. Y agregó: "Esta situación también afecta a Uruguay, Paraguay, Bolivia, Chile y Venezuela". En el primer trimestre del año, las importaciones fueron de 12.791 toneladas, mientras que en ese mismo período de 2021 sumaron 7.349 toneladas.

A este escenario, se suma un fuerte recorte en las exportaciones, a partir de la caída en el precio de la tonelada a China y el diferencial cambiario, según estimó el consultor. Esta situación afectó la balanza comercial de la actividad, que de acuerdo a la consultora finalizó 2021 con un déficit de 35.000 toneladas, que representaron USD80 millones.

En 2020, las exportaciones de carne porcina acumularon 42.237 toneladas, mientras que el año pasado cerraron en 29.623 toneladas. Este volumen fue muy inferior a las expectativas de esa cadena de valor, que esperaba superar las 50.000 toneladas anuales. En 2022, las ventas externas no logran repuntar y, mientras que en el primer trimestre de 2021 sumaron 11.620 toneladas, en el mismo lapso de este año apenas alcanzaron las 230 toneladas en el mismo período.

El declive para las ventas externas argentinas comenzó a mediados del año pasado. A partir de junio, empezó a caer el precio de la tonelada exportada al gigante asiático, que pasó de USD2.600 a USD1.900. En los últimos tres años, el mapa del negocio exportador porcino tuvo una serie de cambios. Previo a 2019, el destino excluyente de los despachos era Rusia, pero ese país decidió arancelar el ingreso de este producto.

A este escenario, se sumó la Peste Porcina Africana (PPA) en China. Esta enfermedad cambió la ecuación global del negocio y Argentina aprovechó esta situación.Entre 2012 y 2020, las ventas externas nacionales del sector pasaron de 7.000 toneladas a 42.237 toneladas. La PPA diezmó un tercio del rodeo porcino en el gigante asiático, que salió a comprar con fuerza para suplir estos faltantes. En ese país, el mayor consumo corresponde a esa carne, con cerca de 60 kilos anuales por habitante.

A nivel local, los argentinos comen unos 20 kilos anuales de carne porcina, entre frescos y chacinados. En los últimos años, esta cadena de valor ganó un lugar en la mesa a partir de precios más accesibles en relación a la carne vacuna. Según estadísticas públicas y privadas, el consumo de proteínas animales total se encuentra sobre los 115 kilos anuales por habitante.

Más notas de

Andres Lobato

El bajo volumen cosechado de soja 2021/22 impactará en la industria

La falta de lluvias impactó de lleno en los rindes

Tras reunión fallida, siguen cortes de ruta por falta de gasoil

Corte de rutas en Río Negro

Transportistas tucumanos anunciaron paro y la provincia intenta frenarlo en la Justicia

La protesta afectará la comercialización

La suba del gasoil impactará en los costos del agro

El impacto directo del gasoil en el IPC es relativamente menor

La suba en el corte de gasoil con biodiésel impactó en los surtidores

La suba será de 12%

El Gobierno ultima detalles para subir corte de gasoil y el campo anunció protestas

Los fabricantes esperaban destinar 1 M de toneladas al corte

Advierten por recorte en ingreso de divisas hasta agosto

La industria sufre la falta de materia prima

La exportación de carne porcina lleva una caída récord en 2022

La exportación de carne porcina lleva una caída récord en 2022

La suba de los precios internacionales del agro mejoró la renta de los productores

Al inicio de una nueva campaña, cede la presión tributaria

La faena bovina creció un 8,4% en mayo y quita presión alcista en los mostradores

La industria procesó 1,17 millones de cabezas