En pleno despegue de la cosecha de yerba mate y en el contexto del aislamiento obligatorio dispuesto por el Gobierno nacional, la producción y el consumo de este producto muestran cifras similares al año anterior, mientras que la exportación gana mercados en destinos como Estados Unidos y Europa. Un dato a tener en cuenta, de acuerdo al Instituto Nacional de Yerba Mate (INYM), es que 2019 el sector registró su mejor performance en la última década.

De acuerdo a la entidad, los números del avance de cosecha de abril indican que la producción de yerba mate está trabajando al 100%, con los recaudos de seguridad que impone el Covid-19. En la comparación interanual, las cifras de enero y marzo están apenas por debajo de las del año pasado.

Con respecto al consumo, la situación es similar y se mantiene sobre los 63 millones de kilos para el primer trimestre del año, pero en este caso el incremento en las ventas externas compensa una leve disminución en las locales. Tomando como punto de partida el mismo periodo, las operaciones al exterior crecieron 2,18 millones de kilos en el transcurso de 2020 en comparación al año anterior, sobre todo impulsadas por el aumento de la demanda en Estados Unidos y Europa, gracias al denominado “consumo nostálgico”.

El destino excluyente de las ventas externas de yerba mate es Siria, que representa el mayor porcentaje. Como muestra, en 2018 –año récord para el sector- de los 43 millones de kilos exportados, casi 35 millones correspondieron  a ese país.

Con respecto a la modalidad de consumo por parte de los argentinos, el subgerente de Marketing del INYM, Carlos Coppoli, señaló a BAE Negocios que “los envases de medio kilo mantienen la preferencia de los consumidores”. De acuerdo a relevamientos del instituto, los paquetes de medio kilo representaron el 56% de las salidas de molinos al mercado interno, mientras que el 38% correspondió a envases de kilo.

En relación al manejo de esta cadena de valor ante la pandemia de coronavirus, Coppoli reconoció que no se han registrado casos positivos. En una primera instancia, solo se movilizó el personal necesario para mantener la producción y a medida que se recomendaron nuevos protocolos de cuidado, en el sector se aplicaron distintas técnicas que requirieron una adecuación de las plantas, tales como sanitización, toma de temperaturas al ingreso de personal y proveedores y uso de barbijos.

Más notas de

Andres Lobato

La venta de poroto de soja creció 50% y se afianza la primarización de exportaciones

La venta de poroto de soja crece 50% y se afianza la reprimarización

El plan Perotti para rescatar a Vicentin sumó respaldos del campo y de las cooperativas

Perotti (en el centro) durante el encuentro con acopiadores

El ruralismo se encolumna detrás de Vicentin para confrontar con el Gobierno nacional

Alberto Fernández, durante su primer encuentro con la Mesa de Enlace

El Gobierno endurecerá con fuertes multas la pesca ilegal

La captura de un buque pesquero es un proceso con elevados costos para el Estado

El Gobierno nacional ratificó la intervención de Vicentin

El presidente Fernández encabezó el encuentro

El Gobierno reconoce que la decisión sobre Vicentin servirá para evitar la especulación

El principal acreedor de la firma es el Banco Nación

El Central asegura el acceso al mercado de cambios a empresas de insumos

El suministro de insumos para la siembra está asegurado

Quién es Gabriel Delgado, interventor de Vicentin

Quién es Gabriel Delgado, interventor de Vicentin

En plena pandemia de coronavirus, el consumo de mate no afloja

El sector tomó todos los recaudos sanitarios y no registró casos positivos

Testean alimentos de ganado para optimizar el rendimiento

Los bovinos estuvieron 154 días a corral