A poco más de un mes del anuncio en la suba de derechos de exportación en soja y mientras promedia una cosecha gruesa con caída en los rindes, desde las entidades vinculadas con el campo aguardan por las definiciones en las que está trabajando el Gobierno con relación a las segmentaciones para producciones de hasta 1.000 toneladas. Tras el último incremento, las retenciones para este cultivo se fijaron en 33%, el trigo y el maíz se mantuvieron en 12% y el girasol bajó a 7%. La cartera agropecuaria encabezada por Luis Basterra presentó una escala de segmentaciones, que alcanzó a un universo de 42.406 productores y establece un impuesto que oscila entre el 20% y el 29%.

Las posturas de las entidades que componen la Mesa de Enlace están divididas y mientras que desde la Federación Agraria Argentina (FAA) están a favor de esta modalidad y buscan modificar algunos aspectos vinculados con los topes de facturación, Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) expresó una postura contraria a esta idea.

En diálogo con BAE Negocios, el presidente de Federación Agraria, Carlos Achetoni, reconoció que hace unas dos semanas mantienen conversaciones con autoridades nacionales para ver cómo se puede implementar esta modalidad de segmentaciones. Desde un primer momento, si bien mantuvieron una postura contraria a la suba de retenciones, abogaron por un tratamiento diferencial para los pequeños y medianos productores. El esquema anunciado fue un avance en esa dirección, pero buscan pulir un tema que para ellos es clave, más allá de las 1.000 toneladas: el tope de facturación.

Según explicó Achetoni, y si bien no estuvo incluido en el anuncio, durante las reuniones previas a la suba de retenciones entre Basterra y la Mesa de Enlace, se consideró que el tope anual para ingresar en la segmentación sería de $15 millones. Para el directivo, si se establece este techo, muchos productores quedarán excluidos de este beneficio y estimó que un monto de $25 millones anuales sería más acorde.

Desde CRA reiteraron su postura contraria a cualquier tipo de segmentación, que, de acuerdo con el economista de la entidad Matías Lestani, "generan distorsiones". Más allá de esta idea, los técnicos de la Mesa de Enlace trabajan sobre este tema, pero con dudas sobre el modo de implementación de este esquema.

Para el economista, hay dos otros dos aspectos que deben tenerse en cuenta para su puesta a punto: las distancias a puertos mayores a 400 kilómetros para todas las escalas de producción y la transparencia en el sistema de liquidación.

Más notas de

Andres Lobato

El paro del campo consolidó al CAA como único interlocutor frente al Gobierno

El ministro Guzmán recibió al CAA en 2020

Paro del campo: el Gobierno analiza levantar el cepo a la exportación de maíz

Basterra intenta retomar las conversaciones con los representantes de las entidades del campo

Campo y Gobierno: cómo quedó el tablero político tras el cierre de exportaciones en maíz

El CAA apuesta a mantener el diálogo con la Casa Rosada

Soja récord: sube la expectativa sobre el ingreso de dólares del campo

Los granos registran los mejores precios desde 2014

Los paros complican el ingreso de divisas del agro en enero

Se espera una cosecha de 16,9 millones de toneladas

Soja, cereales y carne, los tres sectores que se perfilan como las estrellas de 2021

El próximo año se esperan divisas del agro por USD36.208 millones

Maíz: cuáles son los tres sectores más favorecidos por el cierre de exportaciones

Queda un remanente de 4.27 millones de toneladas

El impacto del paro aceitero se extiende a Bahía Blanca y ya costó USD1.000 M

El puerto rosarino es el más afectado

Las tres razones por las que la soja podría llegar a USD500 en 2021

En 2021, la soja continuará en su sendero alcista de precios

Pese a la pandemia y la seca, el campo argentino cerró un año con saldo a favor

Se cosechará menos soja, pero en Chicago los precios vuelan