De acuerdo a la Comisión Europea (CE) la producción cárnica durante el 2021 será un 0,9% más baja que en 2020 y respondería a ajustes estructurales. Según el informe que presentó la CE las medidas que demandó la pandemia en la UE impactaron desfavorablemente en la demanda del canal gastronómico y hotelero y en consecuencia se generó un desbalance en el stock.

El consumo de carne vacuna durante el 2020 fue de 10,3 kg percápita, es decir un 2,5% menos que el 2019. Y, pese a que se espera una recuperación de la demanda durante el segundo semestre de este año por la reapertura progresiva de restaurantes y regreso el turismo, la tendencia decreciente podría profundizarse en 2021 con un -1%.

El informe estipula que las exportaciones de carne vacuna se incrementarían un 1% durante el 2021 en función de la disponibilidad interna y las condiciones del comercio internacional. Se estima, no obstante, que las exportaciones no mejorarían tanto como en el 2020, en el cual crecieron un 1,8% pese a la recesión económica. Durante el año pasado, Europa logró consolidar y aumentar sus envíos a mercados de alto valor como Hong Kong, Canadá, Japón, Noruega, Suiza y los Estados Unidos.

Las importaciones de carne vacuna, en tanto, se recuperarían sólo en un 2% durante el 2021 y estaría condicionado a la reapertura del canal gastronómico y hotelero en muchos países de la Unión Europea. En el caso de que la pandemia se agudice en el viejo continente, podría seguir la baja que se generó durante el 2020 que totalizó los -21 puntos porcentuales.

La carne porcina, que tuvo un crecimiento del 1,2% durante el año pasado, tendría un significativo crecimiento en términos de producción y consumo al punto tal que podría alcanzar durante el 2021 a los 32,7 kg percápita, es decir, un 1,4% más que actualmente.

Las estimaciones de la CE ubican en la carne avícola con un aumento de un 1% en la producción durante el 2021 mientras que las exportaciones crecerían en un 1,5% en el mismo período. Por su parte las importaciones de este tipo de carne caerían en un 17% debido a una baja en la demanda.

La ovina, por último, perdería el lugar que ganó durante el 2020 en el que tuvo un crecimiento del 2% y bajaría un 1% por medidas relacionadas con la Covid-19 y una merma en el consumo interno.

Si te interesó esta nota, te sugerimos leer: Para 2030 el 25% de las tierras productivas deberán dedicarse a la agricultura ecológica

Más notas de

ElAgrario.com  

Inspeccionan la finca en la que su propietario atropelló con un tractor a un trabajador rural

Censo Nacional Agropecuario 2018: el Indec dio a conocer los datos definitivos

Duro reclamo al Gobierno de productores lácteos de Córdoba y Santa Fe

El Gobierno postergó la actualización del impuesto sobre los combustibles

El RENATRE presente en encuentro internacional sobre erradicación del trabajo infantil

Interés y cautela por la expansión del cultivo de maní

Policía Federal levantó el bloqueo portuario

Más compañías implicadas en el robo de ganado del siglo

Carinata, bien desde el principio

Cucamelón: Poderoso el chiquitín