El complejo agroindustrial argentino concentra el 69% de las exportaciones totales, y de cada diez dólares que el país genera en comercio exterior, siete corresponden a este sector, según estimaron desde la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA). De acuerdo a la entidad, en 2020 el agro generó 38.055 millones de dólares, de los cuales el 68% se originaron en las cadenas granarias; 16,5% en economías regionales; 9,5% en carnes; 3% en lácteos y  3% otros productos.

En el podio mundial de los exportadores de productos agroindustriales, desde FADA explicaron que Argentina es el primer exportador mundial de yerba, aceite y harina de soja, maní y jugo de limón. En segundo lugar, se destaca el maíz y en el tercer escalón sobresalen peras, porotos y soja.

Durante 2020, las exportaciones llegaron a más de 160 países y regiones y el informe relevó dos escenarios. Por un lado, los complejos que concentran sus ventas en pocos destinos, situación que genera una dependencia de pocos países. En este rubro, se pueden ver producciones como yerba,  peras, carnes y trigo. El caso de la carne vacuna es emblemático, con casi el 80% del total de las ventas enfocadas en China.

En la vereda opuesta, se visualizan actividades con mayor diversificación de destinos, como el caso de los complejos avícolas, pesqueros, uva, maíz y soja. En todos los casos, los principales destinos de las ventas son Brasil y  China.

Al segmentar las exportaciones por regiones, en la zona pampeana prevalecen los complejos de granos, carnes y lácteos, que explican el 96% de las ventas externas. En el norte del país, en el NEA el complejo forestal, té y yerba son los principales con el 42% del total del origen regional, mientras que, el complejo maicero explicó el 29% de las exportaciones del NEA.

En el NOA, se encuentran principalmente las producciones de limón y poroto (del complejo legumbres). En la zona de Cuyo, el complejo de la uva, tanto en sus eslabones primarios e industriales son de gran importancia, con un 42% de las exportaciones de origen agropecuario. Por último, en la región Patagónica también se encuentran las cadenas de manzanas y peras (del Valle de Río Negro) y el complejo pesquero, los cuales explicaron, el 95% de las exportaciones agro-patagónicas