El complejo agroexportador cerró el mes de mayo con una liquidación de divisas de 3.545 millones de dólares, de acuerdo a la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC). Esta cifra representa un aumento de 16,9% en relación al mes de abril y de 82,2% al compararla con el mismo mes del año pasado. Por su parte, el acumulado de los primeros cinco meses del año llegó a 13.301 millones de dólares, casi un 100% más en la comparación interanual.

El precio internacional de la soja se ubica sobre los 570 dólares por tonelada y más allá de los vaivenes en su cotización, el rally alcista del cultivo en Chicago representa un alivio para el Gobierno nacional, en su objetivo de recomponer su nivel de reservas. En este punto, las estimaciones privadas sostienen que el actual nivel de precios generarán 10.000 millones de dólares adicionales.

El dato a tener en cuenta es que este mayor ingreso de dólares se concretó pese a las medidas de fuerza de gremios marítimos y la bajante del río Paraná, en Santa Fe. Esta situación generó pérdidas de carga de 4.500 a toneladas por cada buque, cerca del 10% de su capacidad de carga total

Esta situación se refleja en el nivel de molienda, que muestra números favorables. Según calculó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), en abril se procesaron 4,2 millones de toneladas de soja, un 24% en relación a marzo y un 15% más en comparación a abril 2020. Este nivel de industrialización permitió obtener 3,1 millones de toneladas de pellets y expellers y 843.700 toneladas de aceite.