El sector de biocombustibles reclamó al Gobierno nacional un incremento en el porcentaje de cortes en combustibles y una actualización de los valores de su materia prima, congelados desde diciembre de 2019. En el caso de naftas, el porcentaje de corte con bioetanol de maíz y azúcar se encuentra en 12% y piden que como mínimo sea 15%, mientras que por el lado del gasoil es del 10% y sostienen que pueden pasar a 17%. Este escenario de precios sin actualizar se ve agravado por la fuerte caída en el consumo de combustibles, producto del aislamiento obligatorio.

El presidente del Centro de Azucareros Argentinos, Jorge Feijóo, señaló que en el caso de biotetanol, el piso debería ser de 15% y establecer un cronograma de implementación progresiva, para arribar a un corte del 18% en el próximo año y medio, y luego al 27,5% para el 2027. Uno de reclamos recurrentes de esta cadena de valor es la actualización del precio recibido por su materia prima, que tanto para bioetanol en base a maíz y azúcar se encuentra en $29,80 por litro.

Por el lado del biodiésel, el panorama es similar y el primer semestre del año fue por demás complejo para esta cadena de valor. Según describió Juan Facciano, director de la Cámara Santafesina de Energías Renovables (Casfer), mayo y junio fueron "ajustados" para las fábricas. Esta industria recibe un precio de $44.121 más IVA por tonelada y han reclamado al Gobierno nacional que además de ajustar este valor, se suba el porcentaje de corte obligatorio en gasoil. Esta industria cuenta con 54 plantas emplazadas en 10 provincias y cuenta con una capacidad instalada de 4,5 millones de toneladas.