El fideicomiso aceitero puesto en marcha por el sector industrial frenó la disparada de precios de venta al público del aceite comestible, según pudo reconstruir este medio. El precio internacional del girasol y la caída de la producción de esta oleaginosa en Europa del Este son un factor de presión en las góndolas nacionales. De acuerdo a cálculos de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara), entre febrero y octubre de este año, la suba habría sido de 108%, pero hasta el momento llegó a 22%.

El dinero proviene de los exportadores de oleaginosas, para que el consumidor nacional reciba aceite de girasol y mezcla a un menor precio en relación al resto del mundo. El subsidio es abonado a cada empresa abastecedora de aceites del mercado interno.

Esta herramienta se puso en marcha en febrero, a partir de un convenio rubricado entre Ciara y el Gobierno nacional y formalizado en la Resolución N° 1 de los Ministerios de Desarrollo Productivo Agricultura.  El mismo estipula que se volcarán al mercado 29 millones de litro mensuales de aceite de girasol y mezcla, un  75% del mercado nacional.

 Este volumen representa un desembolso por año de 190 millones de dólares y busca frenar el valor de este producto en los puntos de venta, mediante el desacople de sus precios de las subas en el mercado de commodities.  El precio base de aceites envasados se ajustará según los porcentajes de aumento permitidos por la Secretaría de Comercio Interior para cada período.

En 2020, el  incremento del precio internacional  del girasol llegó a 97%, por una serie de factores como malas cosechas en los países productores y una demanda mundial con tendencia sostenida. Gustavo Idígoras, presidente de la entidad aceitera, señaló a BAE Negocios que la industria entrega mensualmente este volumen, con un nivel de cumplimiento de 99%. “El sector aceitero desembolsó durante este año 19.000 millones de pesos en subsidios al precio del aceite comestible”, detalló.

En la normativa, existe una fórmula de precios para actualizar todos los meses, pero según explicaron desde Ciara, Comercio Interior no aplicó esa resolución y otorgó ajustes menores. Los industriales señalaron que el aumento habría llegado a 37%, pero solo se otorgó 22%. El aceite subsidiado es entregado por siete empresas, mientras que unas 20 exportadoras también realizan aportes.

El fideicomiso se extenderá durante resto de 2021 y se trata –según señalaron los empresarios- de “un mecanismo de transición y excepcional, para atender el actual escenario económico y social”. Consultado por la continuidad de este mecanismo para el próximo año, Idígoras estimó que analizarán la postura del Gobierno luego del fin de Precios Cuidados, en enero.

Más notas de

Andres Lobato

El Gobierno presentará un proyecto de ley para generar USD6.140 M adicionales

El Gobierno presentará un proyecto para generar USD6.140 M

Buscan desacoplar los precios locales de los externos para frenar la suba en la carne

Guzmán, Domínguez, Kulfas y Feletti analizaron opciones

El Gobierno busca contener el aumento de la carne y no descarta subir retenciones

El Gobierno busca contener el aumento de la carne y no descarta subir retenciones

El Gobierno ampliará Precios Populares para controlar subas en carnicerías

En las carnicerías, las subas se perfilaron hasta $200 por kilo

Proyectan crecimiento en exportación de forrajes para 2022

Los fardos de alfalfa se emplean en alimentación animal

El Gobierno advirtió que intervendrá ante remarcaciones en precios de la carne

El nuevo precio del asado llegaría a $800

Las subas de la hacienda en Liniers empujarán los precios en las carnicerías

Las subas de la hacienda en Liniers empujarán los precios en las carnicerías

Trigo: pese al clima, el campo garantiza una alta liquidación de divisas

Se espera un piso de cosecha de 20 millones de toneladas

Por suba de precios, los productores aumentaron 166% las liquidaciones de soja

El año empezó a cerrar con buenas ventas para el complejo sojero

Preocupación en la industria de la carne por la extensión del cupo exportador

El año cerrará con despachos por 820.000 toneladas