La brecha de precios entre los precios al consumidor y el valor recibido en tranquera por el productor creció un 17,7% en enero y fue casi seis veces superior a diciembre, de acuerdo a la Confederación Argentina de la Mediana Empresa ( CAME). Ese dato se conoce tras el anuncio oficial de inflación, que en enero fue de 4% y mientras desde la Casa Rosada buscan generar acuerdos de precios para los productos más sensibles de la canasta básica.

Según relevó la entidad, los precios para el consumidor aumentaron un 12,7%; y para el productor agrícola 3,3%. Esta alza estuvo liderada por la calabaza, con un 218%; la papa con 73,2%, el limón 46,9% y la manzana roja 15,8%. En la vereda opuesta, el repollo bajó 29,8%,la berenjena 19,6% y los huevos un 16,2%. “Estos descensos de precios no alcanzaron para compensar los aumentos en la medición”, señalaron desde CAME.

En este contexto, advirtieron que la variación fue impulsada porque en promedio, los precios al consumidor de los productos relevados subieron por encima del recibido por el productor. De acuerdo al relevamiento, el Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD), el rubro frutihortícola creció 21,5% en el mes y la brecha para esos productos promedió en 6,1 veces, mientras que en diciembre pasado fue de 5 veces.

En su informe, la entidad atribuye las diferencias de precios entre el punto de origen y el consumidor a "especulación de diferentes actores de la cadena de valor que abusan de su posición dominante en el mercado, básicamente hipermercados, galpones de empaque y cámaras de frío".

Los datos surgen del IPOD que elabora el sector de Economías Regionales de CAME, en base a los precios de origen de las principales zonas de producción y a más de 700 precios de cada producto en destino.

Precios Cuidados

Hasta el momento, el Gobierno nacional cerró dos acuerdos para controlar la suba en el precio de los alimentos. Por un lado, con los frigoríficos exportadores, para volcar 6.000 toneladas en supermercados y el Mercado Central, a precios populares, hasta el 31 de marzo. El segundo producto es el aceite, en donde se acordó con las cámaras aceiteras un fideicomiso, que se implementará en los próximos días. En total, se volcarán 29 millones de litros mensuales, que representa el 75% del consumo de aceites de girasol y mezclas.

En el caso de frutas y verduras, el Estado buscará implementar un sistema de precios sugeridos. En declaraciones recientes, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, reconoció que este sector es un “mercado distinto al de la carne, en tanto muestra atomización; es un esquema más complejo, pero también estamos trabajando en función de generar un mecanismo similar que le dé más certidumbre a los precios".