Luis Basterra asumirá el martes como ministro de Agroindustria. En diálogo con BAE Negocios adelantó los pilares de su política agropecuaria que estará centrada en generar el equilibrio entre el modelo de commodities y el modelo de menor escala, con políticas diferenciadas. Sobre las retenciones sostuvo que su modificación o no dependerá de la situación fiscal en el que se encuentre el Estado y planteó que su prioridad será el agregado de valor y el crecimiento de los mercados externos, pero sin descuidar a los consumidores. También abrirá el debate a la actual Ley de semillas.

—¿Por dónde van a pasar las políticas agropecuarias de su gestión?
—Básicamente, lo que aspiramos es a que el campo siga siendo un sector importante en la economía argentina y que el desarrollo del agro tenga dos ejes: equidad social y equidad territorial.

—¿Debe haber un equilibrio entre ambos?
—Claro. En lo social me refiero a que la actividad agropecuaria debe atender a los distintos segmentos de estructuras productivas desde la agricultura familiar hasta la empresarial con medidas que permitan su genuino desarrollo. Y en lo territorial, me refiero a que todas las regiones de Argentina tienen que tener la oportunidad de desarrollarse.

—¿Es posible la convivencia entre ambos?
—Desde ya. Hay que lograr la coexistencia de los sistemas productivos entendiendo que hay determinados productos que demandan economías de escala y otros que requieren trabajo intensivo. Hay que buscar el equilibrio entre las el sistema de commodities y el sistema de menor escala.

—¿Qué rol van a tener las economías regionales en su Ministerio?
—Todas son economías regionales. La región pampeana tiene una economía basada sustancialmente en commodities y en un recurso natural como son los suelos pampeanos que están caracterizados por una otrora fertilidad natural, pero que hoy han demostrado haber perdido capacidad productiva.

—¿Y las extrapampeanas?
—Sabemos que hay que tomar medidas diferenciales porque la distancia a los distintos centros de consumo, las variabilidades climáticas, la necesidad de infraestructura especializada para cubrir los déficit que la naturaleza no genera, como la sequía, las inundaciones o los excesos o bajas de temperatura. Va a requerir de inversiones por parte del Estado para acompañar los emprendimientos y hay que adicionarle el desarrollo de tecnología y de conocimiento para que estas actividades se puedan realizar en un marco de competitividad considerando que el mundo exige productos de calidad, pero también a precios que cada vez sean más competitivos y obviamente nosotros aspiramos a que esto no sea atentatorio de la rentabilidad de los distintos sistemas.

—¿Cómo será su diálogo con la Mesa de Enlace?
—Siempre hemos tenido un relación muy productiva cuando ha habido diálogo no sólo con la Mesa de Enlace sino con las entidades que componen las organizaciones de productores como es el caso de la agricultura familiar, pequeños y medianos productores y entidades que representan a empresas de mayor volumen o empresa de escala o grupos de inversión. Con todos tenemos que trabajar y dialogar porque todos tienen algo que aportar a recuperar la Argentina y ponerla de pie.

—¿Aumentan las retenciones?
—Es un tema que se van poder tomar las definiciones en el momento en que dispongamos exactamente del estado de situación de la economía que deja Mauricio Macri, que sin lugar a dudas es un estado crítico en términos de equilibrio macroeconómico.

—Usted fue un impulsor de hacer cambios en la ley de semillas, ¿qué va a proponer ahora que es Gobierno?
—Hay muchos sectores interesados en debatir el tema de semillas. Hay posiciones que no son homogéneas por lo tanto tal cual lo hicimos en Diputados vamos a profundizar el análisis del impacto que tiene cualquier modificación sobre la normal actual.

—Este año creció la faena de hembras en la ganadería, pero mejoró la exportación. En el trigo, las cerealeras ya compraron todo la campaña 2019/2020 ¿Cómo ve esta situación?
—La gran tarea ahora es hacer un análisis muy adecuando, muy preciso de las cosas que deja este Gobierno para poder compatibilizar estos dos objetivos que nos planteamos como sociedad que es el que las empresas tengan rentabilidad y que la población tenga acceso alimentos en calidad y cantidad. Tengamos en cuenta que estamos en crisis alimentaria, y la cual es Ley, lo que demuestra la gravedad de la situación en la cual estamos. Sin embargo no podemos perder de vista la importancia de tener un horizonte estratégico de agregar valor en nuestro territorio de salir del esquema de estrictos productores de materias primas y lograr que las bondades de los suelos y el clima de permitirnos una casi completa oportunidad de cultivos en nuestro territorio se transforme también en una gran oportunidad para la agregación de valor y generación de trabajo para el país.

Más notas de

Merino Soto

El campo pidió que la política también "ponga lo suyo"

Último encuentro con las entidades del agro

A horas de asumir Alberto, el campo desacelera la venta de soja

El productor decidió esperar para negociar sus granos

A la espera de un alza en las retenciones, el campo aceleró más de 200% la venta de soja

El campo aceleró más de 200% la venta de soja

“Hay que compatibilizar la rentabilidad y que la población tenga acceso a alimentos en calidad y cantidad”

“Hay que compatibilizar rentabilidad y el acceso a alimentos”

Ex INTA manejará inversiones para pequeños y medianos productores

Los préstamos de bancos mundiales pasaran por las manos de Gabriel Delgado

Nicolás Trotta será el ministro de Educación de Alberto

Nicolás Trotta será el ministro de Educación de Alberto

Luis Basterra será el próximo ministro de Agroindustria

Luis Basterra será el próximo ministro de Agroindustria

Por las alzas en Liniers, la carne subió casi un 10% en noviembre

Por las alzas en Liniers, la carne subió casi un 10% en noviembre

La confianza del campo se derrumbó un 64% tras el triunfo de Alberto

Esperan más retención en soja

Los productores agropecuarios retienen más de US$10.000M en soja y maíz

El campo retiene más de US$10.000 M en soja y maíz