Luego de que el presidente Alberto Fernández asegurara que parte de los incendios que hoy sufre la Argentina son a causa de "unos pícaros que de ese modo consiguen mejores condiciones agrícolas de producción", el vicepresidente primero de la Federación Agraria Argentina, Elvio Guía, salió al cruce de las declaraciones del mandatario, y disparó: "Son declaraciones muy livianas; hemos visto productores llorar porque pierden su hacienda y el poco pasto que tienen producto de los incendios", dijo.

"Nadie en su sano juicio puede prender fuego", explicó Guía, y argumentó que los incendios "están afectando a los dueños de los campos y a sus estructuras". "Lo más fácil es decir que son los productores agropecuarios. Pero el productor que ve quemar el fruto de su trabajo y el lugar donde vivió toda su vida, realmente no la pasa bien", agregó.

"Muchos de los incendios se han llevado puesto cercos, mangas y corrales, significando erogaciones importantes para sus dueños. Hoy un kilómetro de alambrado sale 300 mil pesos, por ejemplo. Por eso, estas declaraciones parten desde el desconocimiento", enfatizó.

Las zonas más afectadas son el Delta del Paraná y Córdoba

Por otra parte, indicó que es imposible que se persigan "mejores condiciones agrícolas de producción", ya que en las zonas de Islas, por ejemplo, no se hace agricultura. "Además, en la Isla hay un 50 por ciento menos de hacienda, y nadie quema los campos cuando no tiene hacienda; pero además, no lo haría porque tampoco le quedaría para darle de comer a los animales".

Por qué se producen los incendios

"Estamos convencidos que en la mayoría de los casos no son los productores los que provocan los incendios", dijo Guía quien aseguró que en provincias como Córdoba está comprobado que hay casos de piromanía.

En esa línea, explicó que otro de los factores que inciden en la aparición de focos ígneos es la sequía, que sumada al viento y la poca humedad ambiente, hace que ante el mínimo accidente se genere un incendio.

En diálogo con esta Agencia, adelantó que desde la Federación Agraria están trabajando con gobiernos locales, la Universidad Católica y el INTA a fin de asistir a los productores que sufren las consecuencias. "Es importante un Estado presente para encontrar a los verdaderos culpables", aseguró.

En el caso de Entre Ríos, explicó que se está avanzando con la Ley de Humedales para que "sea una ley que también le sirva a los productores". "No se puede hacer solamente un gran parque nacional ni fundirlo en pro de la producción. Se tiene que alcanzar un justo equilibrio, que priorice la sustentabilidad del ambiente".

En ese sentido, aseguró que el Delta Medio en Entre Ríos "debería ser una ventaja competitiva y un sello de distinción y calidad".