El ministro de Desarrollo Productivo nacional, Matías Kulfas, prometió al sector de biocombustibles que se hará cargo de la delicada situación que atraviesa esta cadena de valor, en el marco de un encuentro que mantuvo con representantes de este sector. Entre sus principales problemas, a su elevada capacidad ociosa tanto a nivel de mercado interno como externo, se suma la incertidumbre en relación al precio que reciben las fábricas que proveen a las petroleras para el corte de gasoil con biodiésel.

Juan Facciano, director de la Cámara Santafesina de Energías Renovables (Casfer) y miembro de la Liga Bioenergética de Provincias Argentinas, señaló a BAE Negocios que el ministro Kulfas asumió el compromiso de dar una solución a la crisis de estas empresas. Un dato a tener en cuenta es la elevada capacidad ociosa de este sector, que de acuerdo a estimaciones privadas se ubica sobre el 50%. En la actualidad, estas fábricas pueden elaborar unas 4,5 millones de toneladas y en 2019 el mercado interno consumió 1,2 millones de toneladas, mientras que el sector exportador vendió a Europa una cifra similar.

"La solución pasa por subir el corte obligatorio de biodiésel para gasoil, que en este momento se encuentra en el 10%, nuestro sector puede absorber de inmediato un 20%", estimó el directivo, que además calculó que estos diez puntos adicionales permitirán reducir en un 28% la capacidad ociosa de estas fábricas. Cada punto porcentual que se agregue a la mezcla con gasoil representa un incremento de 100.000 toneladas que ingresan al circuito. Los empresarios también remarcaron que los dos últimos años de gestión del ex presidente Mauricio Macri fueron letales para el sector, de la mano de una fuerte transferencia de recursos desde estas fábricas a las petroleras.

Los fabricantes de biocombustibles señalaron ante el ministro Kulfas que las fábricas "se encuentren paralizadas, con personal suspendido y evaluando despidos de personal", situación potenciada por la falta de actualización de precios, según lo establecido por la Ley 26.093. El último precio publicado fue en diciembre 2019, $41.121 por toneladas. "Esta falta de actualización de precios llevó al sector a producir a pérdidas, situación que se tornó insostenible", señaló. El próximo martes 4 de febrero, los representantes de esta producción mantendrán un encuentro con el secretario de Energía, Sergio Lanziani.