El presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Nicolás Pino, cuestionó que las respuestas del Gobierno sobre la liquidación de granos "no llegan" y alertó que hay "más incertidumbre" en el sector. Por eso, pidió un nuevo esquema para liquidar la producción, ante el "fracaso" del dólar soja, aunque de todas formas reclamó la eliminación total de restricciones para la exportación.

"Hace semanas que venimos diciendo que la relación entre el campo y el Gobierno está rota, por eso se necesitan acciones y medidas concretas que sean en beneficio de los productores para poder encarar la campaña de granos gruesos con reglas claras y justas", expresó Pino en declaraciones periodísticas.

En relación al esquema de venta de soja 70/30 propuesto por el Banco Central, el titular del organismo consideró que "fracasó" y solicitó uno nuevo "que sea de fácil instrumentación y que los valores sean los que recibe un productor en cualquier parte del mundo". El "dólar soja" es un sistema por el cual los productores pueden realizar un depósito en entidades financieras, con retribución diaria variable, de acuerdo a la evolución del Dólar Link, hasta el 70% del valor de la venta de granos. El 30% restante permite la Formación de Activos Externos, al valor del dólar oficial más el impuesto PAÍS y las retenciones a cuenta que percibe la AFIP.

Nicolás Pino, presidente de la Sociedad Rural Argentina

"En Argentina se cobra un tercio del precio internacional, el otro tercio corresponden a derechos de exportación y el otro, se lo lleva la diferencia en el tipo de cambio. Estas semanas desde el Gobierno han generado una mayor incertidumbre y una retracción muy fuerte en la comercialización del producto", sostuvo.

El sistema vigente de incentivo a los productores sojeros vence el próximo miércoles. Durante la última reunión de agosto del directorio del Banco Central el esquema 70-30 no fue prorrogado, señal clara de que caducará al finalizar el mes. Los productores prácticamente no lo utilizaron. Tampoco fue avalado por el equipo económico de Sergio Massa, ni mucho menos por la Mesa de Enlace, tal como informó BAE Negocios.

Ante el fracaso de las negociaciones con los ruralistas, ahora Economía ensaya la creación de un Certificado de Crédito Fiscal, transferible a las exportadoras, que les podría mejorar la rentabilidad en un 30%, el equivalente a la reducción de los derechos de exportaciones. Por otro lado, la Federación de Acopiadores de Granos le solicitó a Massa mantener el beneficio para comprar dólares, pero que sea 50/50 en lugar de 70/30.

Por su parte, el secretario de Agricultura, Juan José Bahillo, había admitido la semana pasada el fracaso del sistema de incentivo para que los productores vendan parte de los 23 millones de toneladas que tienen guardadas en silo bolsas. "El esquema que se fijó 70/30 no fue efectivo, tenemos que tomar debida cuenta de eso", sostuvo durante su disertación en un Congreso organizado por Coninagro.

Pino remarcó, ante este panorama: "Seguimos reclamando, como hace varios meses, la total apertura del mercado de exportación de carne bovina como así también la eliminación de los intervencionismos en los mercados de granos. Nos están poniendo un freno que impide generar más divisas para el país, es inentendible".

Para cerrar, Pino se mostró preocupado por "la pérdida de competitividad que están sufriendo las producciones regionales" y mencionó que espera "que el gobierno le encuentre solución" a este tema.

"Los diferentes tipos de cambio que existen las ahogan y les sacan competitividad. En la reunión técnica que mantuvimos hace 2 semanas con el Gobierno, fue uno de los temas centrales que planteamos, como así también los vinculados a insumos (fertilizantes, gasoil, repuestos) financiamiento e impuestos", explicó.