La industria aceitera advirtió que, en el marco del fideicomiso implementado por el Gobierno, los aumentos autorizados por la Secretaría de Comercio para el precio de venta solo les permite cubrir el 34% de sus costos de producción. "Mientras se controlan los precios de salida de fábrica, en los comercios siguen aumentando", dijo a BAE Negocios un vocero de la Cámara de la Industria Aceitera (Ciara). El principal problema para esta cadena de valor, afirman, es que los precios que reciben por su materia prima se encuentran por debajo de su estructura real de costos.

En un contexto de fuerte presión inflacionaria en alimentos sensibles para la canasta familiar, la Casa Rosada busca desacoplar el precio internacional de los commodities con los valores que pagan los consumidores. Además del aceite, en el trigo se aplica un mecanismo similar, para evitar subas en el precio del pan. En abril, la inflación mensual acumuló una suba de 6% y acumuló en el primer cuatrimestre una variación de 23,1%.

En 2021, los aceiteros tuvieron autorizaciones de aumentos que llegaron al 25%, por debajo del 50,9% de inflación de ese año. Y, de acuerdo a datos del Indec, el año pasado el aceite comestible tuvo un incremento de 48% en las góndolas. "En la actualidad, la industria acumula un retraso en los aumentos de 26% en los últimos seis meses", señalaron desde la industria. Desde febrero de 2021, cuando comenzó a implementarse el fideicomiso, el retraso en los aumentos acumula un 62%.

Este mecanismo fue creado por una resolución conjunta de las carteras de Agricultura y Desarrollo Productivo. Cada mes, la exportación vuelca 29 millones de litros de aceite girasol y mezcla envasados y subsidia la diferencia de precios a los abastecedores. Este volumen representa el 75% del consumo mensual en Argentina y, para sostenerlo, el sector exportador desembolsa USD190 millones anuales.

El subsidio se le paga a cada empresa que abastece al mercado doméstico. En total, existen unas siete empresas que proveen aceite de girasol subsidiado al consumidor nacional. En paralelo, unas 20 firmas exportadoras realizan aportes para este fideicomiso.

"Las entregas de aceites se mantienen sin cambios y se monitorean cada semana en todo el país dentro del fideicomiso, por lo tanto no hay problema de oferta", señalaron los exportadores. Con los actuales precios de salida de fábrica, la industria advirtió que sólo puede cubrir el 34% del costo del aceite de girasol que fabrican. El valor de la tonelada de la materia prima necesaria para su elaboración es de $215.833 la tonelada y con el valor que reciben los industriales, solo llegan a cubrir $74.200.

En febrero de este año, el Gobierno extendió el fideicomiso aceitero hasta enero de 2023, con opción de negociar una continuidad. La norma prevé que los aportes de fondos de cada fiduciante sean calculados según las Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior.

Más notas de

Andres Lobato

El bajo volumen cosechado de soja 2021/22 impactará en la industria

La falta de lluvias impactó de lleno en los rindes

Tras reunión fallida, siguen cortes de ruta por falta de gasoil

Corte de rutas en Río Negro

Transportistas tucumanos anunciaron paro y la provincia intenta frenarlo en la Justicia

La protesta afectará la comercialización

La suba del gasoil impactará en los costos del agro

El impacto directo del gasoil en el IPC es relativamente menor

La suba en el corte de gasoil con biodiésel impactó en los surtidores

La suba será de 12%

El Gobierno ultima detalles para subir corte de gasoil y el campo anunció protestas

Los fabricantes esperaban destinar 1 M de toneladas al corte

Advierten por recorte en ingreso de divisas hasta agosto

La industria sufre la falta de materia prima

La exportación de carne porcina lleva una caída récord en 2022

La exportación de carne porcina lleva una caída récord en 2022

La suba de los precios internacionales del agro mejoró la renta de los productores

Al inicio de una nueva campaña, cede la presión tributaria

La faena bovina creció un 8,4% en mayo y quita presión alcista en los mostradores

La industria procesó 1,17 millones de cabezas