La cosecha de soja muestra un leve repunte sobre el final de la campaña 2019-2020 y, de acuerdo con la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA), la oleaginosa cerrará este ciclo con volumen de 49,6 millones de toneladas, unas 100.000 toneladas por encima de la última proyección de la entidad bursátil. Restan por trillar los últimos lotes en la región sudeste de la provincia de Buenos AIres, que representan un gran porcentaje de las 90.000 hectáreas pendientes por recolectar. En maíz, la BCBA señaló que la cosecha con destino grano comercial cubre el 61% del área apta, con avances en Córdoba, Entre Ríos y Santa Fe. Hasta el momento, el rinde promedio a nivel nacional del cereal se ubica en los 8.780 kilos por hectárea y un acumulado de 33 millones de toneladas.

Por el lado de la actual campaña, desde la Bolsa porteña informaron que se implantó un 42% de las 6,8 millones de hectáreas proyectadas. En la última semana, el progreso de las tareas de siembra marcó un avance del 11,7%, lo que representa un adelantó de 5,6% con relación al año anterior. En este contexto, la falta de lluvias empieza a preocupar a la región norte del país.