La soja empieza a cerrar el año con precios récord, impulsados por el clima seco en América del Sur, la mayor demanda china y la previsión de menores stocks para la próxima campaña, entre los principales factores. En los primeros meses del año, el escenario para este cultivo indicaba una gran producción en Estados Unidos, uno de los principales jugadores junto a Brasil y Argentina, situación que sumada al conflicto comercial entre chinos y norteamericanos, generó una tendencia bajista en las pizarras de Chicago.

En materia de precios, y tras siete jornadas consecutivas de valores en alza, la oleaginosa cerró la jornada en las pizarras norteamericanas con una caída de USD3,03 y la posición Enero 21 cotizó a USD461,23 la tonelada. De acuerdo a la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), las razones de este recorte radican sobre todo en el avance de las conversaciones en Argentina, para llegar a un acuerdo que ponga fin al conflicto sindical, lo que trajo “un alivio sobre las preocupaciones respecto de la oferta global y ejercieron presión sobre los precios”, de acuerdo a la entidad bursátil.

En el último trimestre de 2020, el panorama del negocio para este cultivo dio un giro de 180 grados y el valor de la oleaginosa superó la barrera de los USD460 la tonelada, el mejor registro desde mediados de 2014. En este contexto, los USD500 por tonelada –impensable en el comienzo del año- son una posibilidad concreta.

En diálogo con BAE Negocios, el consultor Sebastián Salvaro, Co-Founder de AZ Group, agrupó en tres factores centrales las razones para entender el incremento en la cotización del cultivo, que entre marzo y diciembre registró una suba de USD140. En este sentido, el especialista destacó que además de las cuestiones propias de la oferta y demanda, este aumento se explica en variables financieras y la falta de agua en Brasil y Argentina, los otros dos players que definen el volumen mundial de soja.

Salvaro señaló que a principios de año, las predicciones de cosecha y stocks en Estados Unidos eran elevadas, situación que sumado al prolongado conflicto comercial entre chinos y norteamericanos hacían prever un alto volumen de producción y exportaciones restringidas, un combo bajista para la soja.

A mitad de año, y con la pandemia golpeando a la economía mundial, el escenario cambió. Por un lado, las predicciones de crecimiento del PBI chino pasaron a ser favorables, el conflicto comercial entre las dos potencias había bajado sus decibeles y la cosecha norteamericana no fue buena. “ China empezó a convertirse en la aspiradora de soja, le compró mucho a Estados Unidos cuando el clima dejó de acompañar y ahí empiezan a aparecer los datos alcistas”, sostuvo.

En segundo término, el combustible que impulsó esta suba se debe buscar por el lado del sector financiero. En un año convulsionado en materia económica, Salvaro señaló que las políticas fiscales y monetarias expansivas aplicadas a nivel global se reflejaron en un exceso de liquidez, con baja de tasas. “En este escenario, el resguardo en comoditties por parte de los fondos de inversión ha sido una salida habitual”, remarcó. Además, sumó otro factor que presionará a los precios al alza: “Estamos transitando esta expectativa posible de esta nueva cepa de Covid-19, que puede llegar a generar algunas distorsiones en el comercio internacional”.

El tercer factor de peso en esta ecuación radica en el clima seco en América Latina. En el último trimestre del año, tanto Brasil como Argentina transitaron un inicio de campaña gruesa con un severo déficit hídrico, que podría extenderse a enero y febrero, período crítico en el desarrollo de soja, maíz, girasol y sorgo. “Esto da fortaleza a los precios, más allá de los derechos de exportación”, agregó.

Más notas de

Andres Lobato

Carne: Santa Fe armó su propio plan de Precios Cuidados

Buscan que el programa se implemente todo el año

Carne a México: frigoríficos anticipan buenos negocios para los cortes premium

El mercado mexicano abre la puerta a los cortes de alto valor agregado

Maquinaria agrícola: cómo es el plan del Gobierno para aumentar las exportaciones

Las sembradoras, uno de los productos más reconocidos de Argentina

Hidrovía Paraná: avanza el proceso de licitación

El ministro Meoni, junto a los gobernadores de Buenos Aires, Santa Fe y Chaco

Las economías regionales buscan extender quita de retenciones

Las economías regionales concentran el 19% de las exportaciones del campo

Precios: Basterra rearma su equipo para un escenario de tensión con el campo

Julián Echazarreta, Luis Basterra y el nuevo secretario de Agricultura, Jorge Solmi

Trigo: confirman que el abastecimiento a Brasil está garantizado

La cosecha de trigo de la última campaña fue de 17 millones de toneladas

El precio de la leche está retrasado 25%, dice un directivo del sector

En Argentina existen unas 600 pymes lácteas

Trigo: exportadores bajan ritmo de compras y la molinería no repunta

La cosecha de trigo  fue de 17 millones de toneladas

Maquinaria agrícola: empresas argentinas buscan aumentar exportaciones

Esperan un buen semestre de ventas en el mercado interno