La producción de leche en Argentina crecerá un 1,5% en 2021, de acuerdo a proyecciones oficiales. En este escenario, desde la Cámara de Productores de Leche de la Cuenca Oeste (Caprolecoba), destacaron que se registró un incremento en los precios recibidos por los productores de esa zona, pero advirtieron que esta suba no alcanza para remontar la ecuación negativa que se genera frente a un incremento sostenido de los costos.

En el caso de los tambos de menor escala, con una producción diaria de hasta 1.500 litros, el precio recibido en enero fue de 22,10 pesos por litro, que en relación a diciembre representa un incremento de 7,39%. En establecimientos de mayor volumen de trabajo, entre 4.500 y hasta 10.000 litros ordeñados al día, el porcentaje es similar, con precios de 22,46 y 22,90 pesos por litro, respectivamente. Expresado en dólares, el tambero recibe por litro USD0,25 cifra que se ubica por debajo de los valores recibidos por productores de países vecinos.

Al comparar con el mismo mes del año pasado, se percibe una mejora sustancial, que se nota con claridad en los tambos de pequeña escala. En enero 2021, un tambo de hasta 1.500 litros diarios recibió un 34% más en la comparación anual.  Más allá de estos aumentos, desde la entidad que nuclea a los productores del oeste bonaerense advirtieron que “los números de la variación anual de precios y costos son elocuentes, con esta dinámica no será posible sostener el crecimiento en los tambos”.

Por su parte, desde las pymes lacteas también adviertieron sobre este desfasaje entre el precio recibido en tranquera y el costo por litro producido. Según explicaron desde la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas (Apymel), el valor que reciben por su materia prima quedó un 25% por debajo en relación a sus costos. Entre otros factores, señalaron que unos de los problemas radica en el Programa de Precios Máximos, que puso un tope al aumento del precio de venta de la leche, que no superó el 12% durante 2020.