El sector de maquinaria agrícola cerrará el año con un incremento de 20% en la cantidad de unidades producidas, de acuerdo a estimaciones de la Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola (Cafma). El rubro que se perfila con mayor crecimiento interanual es tractores, con un 14% de aumento en las operaciones comerciales. De acuerdo a estadísticas oficiales, las ventas en el mercado interno entre enero y septiembre sumaron $117.000 millones, un 75% más en relación al mismo período del año pasado.

Al analizar los mercados externos, estimaron que la facturación aumentará un 60% interanual y esperan un crecimiento en las ventas externas para 2022. En materia de políticas para impulsar la actividad, desde la cámara que nuclea a los fabricantes advirtieron que existe preocupación por la demora en el tratamiento de una Ley de Maquinaria Agrícola de origen nacional.

Eduardo Borri, presidente de Cafma, reconoció que este incremento en la fabricación de implementos permitió generar 5.000 puestos adicionales de trabajo en toda la cadena de valor metalmecánica. Además de tractores, los otros rubros que mostraron un crecimiento fueron las sembradoras, con un 13,2% más de unidades elaboradas y las pulverizadoras, con 10,8%,

En materia de ventas externas, el año cerrará con operaciones comerciales por USD80 millones. Con más demanda exterior y un mayor acceso a líneas de financiamiento, los fabricantes esperan que las exportaciones en 2022 superen los USD100 millones. El mejor registro fue en 2012, con despachos por USD250 millones y para los próximos meses, buscarán recuperar destinos como Rusia y Europa del Este, fortalecer África y consolidar Sudamérica.

Durante 2020, los directivos de Cafma mantuvieron reuniones con funcionarios nacionales y provinciales, para avanzar en la creación de una ley para este sector. Uno de los principales objetivos de esta legislación será definir los porcentajes de componentes locales que deben llevar los implementos, para ser definidos como producción nacional.

El espejo de los fabricantes argentino es el programa Finame, implementado en Brasil y que define que para ser catalogadas como maquinaria nacional, debe contar con un mínimo de 60% de piezas elaboradas en el país. Con esta base, pueden acceder a créditos a tasas preferenciales y una serie de beneficios fiscales.

El borrador de la normativa que buscan aprobar los empresarios nacionales contempla una escala de porcentajes de componentes nacionales, que varía de acuerdo al rubro. En máquinas de arrastre, como sembradoras, el piso para la integración es de 60%. En autropropulsados, un 55% y en el caso de componentes de agricultura de precisión, la cifra se reduce a 50%.

Más notas de

Andres Lobato

Con mayor presencia de granos, los embarques del complejo exportador crecieron 12%

Con mayor presencia de granos, los embarques del complejo exportador crecieron 12%

De la mano del macrismo, el campo buscará también en el Congreso eliminar retenciones

De la mano del macrismo, el campo buscará también en el Congreso eliminar retenciones

La industria láctea aumentó su producción en 3,4%

Las ventas al público cayeron hasta 13% en diciembre

Las exportaciones porcinas cayeron 29,4%, ante menor demanda de China

En 2021 aumentaron las importaciones

La baja producción local de carne impedirá aprovechar la suba de la demanda mundial

La baja producción local de carne impedirá aprovechar la suba de la demanda mundial

Exportadores advierten por retraso de 131% en precios de aceite

En 2021 se subsidiaron 29 millones de litros por mes

Por efecto de la sequía, el Gobierno dejará de recibir USD1.400 M en impuestos del campo

Por efecto de la sequía, el Gobierno dejará de recibir USD1.400 M en impuestos del campo

El Gobierno ratificó baja de retenciones para las economías regionales

Los beneficios impositivos alcanzan a un amplio abanico de producciones

A pesar de los acuerdos, las carnicerías aumentaron los precios

El asado aumentó 10,4%

La sequía golpea a la producción de granos y sólo en maíz las retenciones caerán 216 millones de dólares

Los rindes caerán entre 20% y 40%