A precios actuales, las exportaciones de maíz generarán un ingreso de divisas adicional por 617 millones de dólares, de acuerdo a estimaciones privadas. Las últimas lluvias mejoraron el estado del cultivo y permiten proyectar un aumento en las exportaciones del ciclo 2020/21, que cerrarán en un volumen de 48,5 millones de toneladas.

De acuerdo a un informe elaborado por la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), las ventas al exterior de maíz serán por 8.642 millones de dólares. Las últimas precipitaciones trajeron alivio y cortaron la sequía que condicionaba al cultivo, en la zona central del país. De esta manera, la entidad bursátil incrementó sus estimaciones para la campaña maicera en 2,5 millones de toneladas, que deja un saldo final de 48,5 millones de toneladas para el cereal de la presente campaña.

Con esta nueva previsión, el saldo exportable para maíz ascendería a 35 millones de toneladas. A precios actuales la BCR estimó que con una, “distribución de embarques que siga la tendencia de años previos, este incremento en el tonelaje exportable permitiría un ingreso adicional de divisas de 617 millones de dólares".

En relación a las compras realizadas por los exportadores, estimaron que hasta el momento alcanzan las 16 millones de toneladas, volumen solo superado por lo negociado en la campaña anterior, cuando se vendieron 18,9 millones de toneladas a la fecha. Este ritmo de compras de la campaña pasada tuvo como principal factor una fuerte incertidumbre política y económica, tras el triunfo de Alberto Fernández en las presidenciales de 2019.

El informe de la bolsa rosarina ponderó el estado de los cultivos tardíos en Córdoba y en el centro y norte de Santa Fe, que permiten sostener un rinde a nivel nacional de 7.960 kilos por hectárea. De concretarse estas proyecciones, señalaron que volumen cosechado apenas quedaría por debajo del récord de los dos años pasados, cuando la producción trepó a 51,5 millones de toneladas.