El empresario Marcelo Guiscardo, socio gerente de QM Equipment S.A., dialogó con el portal Ser Industria sobre la actividad hidrocarburífera offshore, que luego de ser habilitada por un decreto presidencial, despertó fuertes reacciones desde los sectores ambientalistas.

Al respecto, opinó que tanto Equinor como Shell, las empresas que junto a YPF llevarán adelante la iniciativa, "son compañías que están en todo el mundo y deben toda su reputación a la forma en que encaran los proyectos".

Señaló además que "este proyecto es perfecto para cerrar la grieta, porque lo empezó Macri y ahora Alberto Fernández y Cristina Kirchner quieren hacerlo. Es un ejemplo de que se puede trabajar juntos y hacerlo bien".

¿Cómo nació el Cluster de Energía Mar del Plata?

El Cluster tiene unos tres años. Somos unas 70 empresas y en este tiempo hemos logrado conocernos y confiar en nuestras capacidades. Estamos haciendo trabajos conjuntos, que son buenos porque generan que uno se conozca mejor, que sepa lo que puede hacer y lo que le falta y que nos ayudemos mutuamente.

Originalmente iba a llamarse “Cluster de Vaca Muerta”, porque se creó para trabajar allí y de hecho las pocas empresas que ya estábamos trabajando en Vaca Muerta tratamos de llevar al resto para allá y lo hicimos. Pero cuando salió el proyecto off shore lo denominamos “de Mar del Plata”, porque también queremos trabajar en este tema.

Es un tema muy sensible para la sociedad…

El off shore requiere una tecnología, una preparación y un cuidado muy superior al resto, porque hay que hacerlo automatizado, a miles de metros de profundidad en el lecho marino. La cantidad de recursos e inventiva que se deben poner es lo que después se expande para el resto del petróleo y gas. Es la vanguardia de la tecnología para esa industria. Requiere mucha preparación y en los dos últimos años las empresas de Mar del Plata venimos tomando exigentes cursos de capacitación.

¿A nivel de las empresas locales genera mucho entusiasmo esta posibilidad?

La posibilidad de desarrollar la exploración petrolera off shore y establecer a Mar del Plata como puerto logístico abre una importantísima cantidad de oportunidades que alcanzarán a toda la ciudad, no solamente en la empresa que va a trabajar. Eso es lo que sucede en todo el mundo. Se van a radicar empresas nuevas. Hoy no tenés ninguna perforadora, petrolera o de servicios de petróleo en esta ciudad. Habrá nuevas oficinas, mucha gente que trabaje y requiera buenas escuelas y universidades, viviendas… cuando hay rotación de personal, cientos de personas trabajando afuera, necesitás helicópteros que los trasladen, hogares temporarios, servicios… Mar del Plata está llena durante dos meses al año y después tiene 60 mil plazas de hoteles que no se usan. Esta es algo que también puede dar respuesta a eso.

¿Se ha cuantificado el efecto que generaría en este sentido?

Es difícil de ponerle números. Hace menos de una semana el presidente de YPF describió lo que la empresa piensa del área que está frente a nuestras costas, a una distancia como de acá al Obelisco, 380 kilómetros. Decía que el proyecto va a requerir de una inversión de 6.000 millones de dólares, dará trabajo a 22 mil personas y se espera que produzca 200 mil barriles por día. Para tener una idea de contexto, Argentina, con Vaca Muerta, produce 550 mil barriles por día. Entonces, se espera más de un tercio de la producción de un área de las 10 que están acá. Hay que darle la chance a Mar del Plata de ser un cluster logístico porque sí puede generar esa cantidad de trabajo es una maravilla para la ciudad, que es conocida como la capital del desempleo. La única forma de cambiar eso es generando trabajo y acá tenemos una industria nueva que tenemos que aprovechar. Las empresas que estamos en el cluster esperamos que este proyecto se concrete, que pueda seguir y lo que falta es que nos pongamos de acuerdo y les digamos a las petroleras que las estamos esperando y nos digan qué inversiones piensan hacer, cómo los podemos ayudar, qué necesitan.

¿Cómo ve los cuestionamientos que se formulan por los posibles daños ecológicos?

El cuestionamiento que se viene haciendo hace meses, empezó con la pesca hace un año y últimamente también por el intendente Guillermo Montenegro. Son similares, dicen “si no me dan información no sé cómo reaccionar”. Creo que todos tenemos que salir a explicar cómo son los proyectos Desde el cluster tenemos gente muy capacitada. La información está empezando a salir, ya no solamente la parte política pero también la parte del Instituto Argentino de Petróleo y Gas, una entidad intachable que tiene 60,70 años. Está saliendo a explicar y nosotros de la forma que podemos también. El proyecto puede generar trabajo, riqueza y oportunidad para la ciudad. Vamos a escuchar muchas voces para que cada uno de los ciudadanos comprenda lo que se quiere hacer. Nosotros estamos a favor del proceso, pero el cluster no tiene ninguna decisión sobre si las áreas se licitaron. Decimos que cuando se genere trabajo, lo queremos hacer desde Mar del Plata.

¿Hay riesgo de que este tema se politice?

No sé mucho de política, pero todos escuchamos de la grieta y las diferencias. Acá tenemos un proyecto del tamaño de Vaca Muerta, donde estás hablando de invertir 6 mil millones de dólares, que va a traer una industria que no existe en la provincia de Buenos Aires, que refina pero no hay produce. Es una oportunidad genial que tenemos que aprovechar. Este proyecto es perfecto para cerrar la grieta, porque lo empezó Macri y ahora Alberto Fernández y Cristina Kirchner quieren hacerlo. Es un ejemplo de que se puede trabajar juntos y hacerlo bien

¿Han pensado el desarrollo logístico que se generaría?

Hoy en Argentina para trabajar offshore, hay gente en el sur. Pero en Mar del Plata tenemos todas las universidades, una capacidad técnica, científica y tecnológica que permite armar cursos para todo. De seguridad, de operación…hay que tener gente que sepa de barcos, de operación del petróleo. Cuando se deba transportar personal, lo más seguro es hacerlo en helicóptero porque tarda 2 horas o tres. En Mar del Plata hay uno solo que es de la Prefectura y llega a poco más de 300 kilómetros y puede volver. Entonces necesitas una base, tres o cuatro helicópteros, 15 pilotos, 50 mecánicos. La cantidad de cosas que están alrededor de una base es infernal…Y después los tubulares que se necesitan para llevar los líquidos, los químicos, comida, gasoil, todo lo que se necesita para operar.

¿Se ha formado una buena alianza con Shell y Equinor?

Equinor es una empresa que está en cientos de países del mundo y en muchísimas operaciones. Es una de las que más tecnología tiene. Shell es la más grande del mundo. Son como decir Maradona, Messi, estamos hablando de ese nivel, compañías que deben toda su reputación a la forma en que encaran los proyectos. Diría que en el mundo. Algo que sea más seguro que Oil & Gas, solamente la nuclear tiene sistemas más exigentes. El Oil & Gas tiene, por el trayecto que ha tenido, cien años de mejoras, estas plataformas, que están sobre el fondo, se empezaron a hacer hace casi 40 años. O sea que la tecnología ha evolucionado y los sistemas redundantes de seguridad, de prevención, es parte integra del diseño. Después la construcción y la puesta en marcha de estos sistemas. Entonces si Equinor o Shell tienen un problema, se juegan las compañías. Hay que ver a estas empresas como el seguro de que las cosas se van a hacer bien. YPF ha elegido bien porque está al nivel de estas compañías, pero no tiene mucha experiencia offshore, es muy inteligente en elegir a los mejores del mundo para que empiece esto y a lo mejor, en unos años, ser operador, pero no ahora. Lo veo todo como muy bueno, es una forma en que el trabajo se va a multiplicar para nosotros y estamos contentos de que este proyecto venga a Mar del Plata.

Los proyectos de QM

¿Cuáles son los nuevos desarrollos de QM?

Estamos comenzando a generar trabajo después de unos años bastante duros. Pensando en Vaca Muerta, construimos por primera vez un fracturador de 3000HP que permite optimizar el sistema de fractura. Ya está trabajando y vamos a construir diez más en los próximos meses. Además, estamos diseñando un nuevo sistema de fractura, basado en la turbina, que va directamente a la bomba mediante una caja y ahorra la parte de electricidad. Entonces se ahorran los miles de litros de gasoil que se utilizan todos los días para este trabajo. Es un nuevo desarrollo que va a ser competitivo con el convencional en cuanto a precio y prestación. La idea es fabricar el prototipo este año y mostrarlo en el Oil & Gas de Neuquén que va a ser en octubre y noviembre.

¿Siguen avanzando en energías renovables?

Sí, terminamos el primer molino eólico con mayor cantidad de contenido nacional. Ya lo pusimos en marcha con la empresa NRG Patagonia, que lo diseñó. Nosotros terminamos la construcción y pudimos ponerlo en Castelli donde la Cooperativa Eléctrica lo va a probar durante un año. Después le haremos dos o tres más para ver las necesidades que tienen ahí. Es un desarrollo nuevo, algo que queremos hacer. Estamos buscando clientes para vender diez, doce al año y hacer de esto un proyecto.

Otro proyecto grande es de energía undimotriz, que es generar energía a partir del movimiento de las olas. Estamos trabajando con el Consorcio del Puerto Mar del Plata, la Armada, el municipio, para conseguir un lugar en la escollera norte y emplazarlo. Lo primero que vamos a hacer es poner una boya para poder medir las olas y saber a ciencia cierta qué esperar de la generación de energía, porque todo depende de la cantidad de olas y de la altura para ver qué se puede hacer. El diseño tiene que ser proporcional a lo que se espera recibir en cuanto al oleaje. También comenzamos a trabajar para el agro. Si uno ve la cantidad de tecnología que existe en la industria de petróleo y gas, comparada con la que existe en el campo, hay un salto enorme y nosotros vemos con buenos ojos meternos en ese lugar para ayudar al agro a ponerse en el mismo nivel tecnológico. Es un proyecto nuevo y muy bueno, la idea es hacer cosechadoras, sembradoras…Empezamos con una máquina que puede pesar papas y hacer bolsas para embolsarlas. Ya hemos vendido algunas. Después tenemos otra que se basa en inteligencia artificial para diferenciar si se trata de una papa o una piedra, si tiene hongos, está verde, tiene brotes…es un control de calidad que permite evaluar una partida de papas y definir para qué puede ser utilizada. Estamos viendo de hacerlo con varias compañías.

(Fuente: Ser Industria)

Más notas de

La Opinión Austral

Murió un operario petrolero atropellado por una máquina

Murió un operario petrolero atropellado por una máquina

Tarifas de luz: convocan a debatir el precio de la electricidad

Audiencia por precios de la electricidad

Pesca: así protege Argentina sus recursos económicos de la ilegalidad

Pesca: así protege Argentina sus recursos económicos de la ilegalidad

El 50, 3% del oro exportado salió de las entrañas del Macizo del Deseado

El 50, 3% del oro exportado salió de las entrañas del Macizo del Deseado

La transición energética es una oportunidad para Santa Cruz

La transición energética es una oportunidad para Santa Cruz

¡Gigante! un pescador atrapó un tiburón de 115 kilos y de más de dos metros  

¡Gigante! un pescador atrapó un tiburón de 115 kilos y de más de dos 
metros  

Pesca: exportación y valor agregado, las claves de la acuicultura

Pesca: exportación y valor agregado, las claves de la acuicultura

Es fake el concurso de YPF a través de un link que circula por WhatsApp

Es fake el concurso de YPF a través de un link que circula por WhatsApp

Kulfas volvió a respaldar la exploración offshore en el Mar Argentino

Kulfas volvió a respaldar la exploración offshore en el Mar Argentino

Tendencia mundial: la generación eléctrica a carbón creció 9%

Tendencia mundial: la generación eléctrica a carbón creció 9%