Entidades gremiales vinculadas al sector aceitero y productores autoconvocados protagonizarán este jueves 9 de julio marchas a favor y en contra de la intervención de la agroexportadora Vicentin. Las manifestaciones se producen mientras la empresa y el Gobierno de Santa Fe se preparan para la reunión conciliatoria convocada por el juez Fabián Lorenzini para el 15 de julio.

Será un día despues de que se pidiera la inhibición de bienes del ex titular del Banco Nación Javier González Fraga y del resto de los integrantes del Directorio de la entidad en 2019, y de los dueños de la cerealera Vicentin, en el marco de una causa por presunta defraudación contra el Estado nacional.

En la jornada por un nuevo aniversario de la celebración del Día de la Independencia, la intervención de Vicentin tendrá dos marchas. El Sindicato de Aceiteros de Rosario, junto a distintas organizaciones gremiales, políticas y sociales llevarán a cabo mañana un "ruidazo" en la ciudad de Santa Fe y en el monumento a la Bandera con las consignas de "defendsa de los puestos de trabajo" y apoyo a la intervención de la empresa.

Por el lado de los autoconvocados, la movilización se llevará a cabo en 70 localidades de 12 provincias. En este caso, además de mostrar su postura contraria a la intervención del Estado en el manejo de Vicentin, manifestarán su repudio a los ataques a silobolsas que se registraron en establecimientos agropecuarios de todo el país.

En tanto, entre los fundamentos del embargo solicitado a González Fraga, al directorio que lo acompañó en 2019 y a los integrantes de la empresa, el fiscal federal Gerardo Pollicita argumentó que las pruebas recabadas hasta el momento permiten inferir que el accionar de las ex autoridades del Banco Nación "perjudicaron los intereses confiados en la administración de los fondos de la entidad bancaria, para lo cual otorgaron irregularmente millonarios créditos en moneda extranjera a las firmas Vicentin S.A. y Algodonera Avellaneda S.A.".