El presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, presentó este miércoles un proyecto de ley que crea el delito de "vandalismo rural" contra la propiedad, y tiene como objetivo frenar el daño a cosechas, silos o tolvas y los autores de los delitos sean penados con condenas de hasta 5 años de prisión".

El Código Penal actual no cataloga como "delito" sino como "estrago" a los daños a cualquier tipo de unidad de almacenamiento de cosechas. Así lo explicó Massa en la presentación del proyecto, que "protege desde el origen el ciclo producción-exportación de un sector clave de la economía nacional". Además, agregó: "Hoy más que nunca debemos cuidar el trabajo, ese es el espíritu del proyecto".

En los últimos tres meses, Confederaciones Rurales Argentinas confirmó que en los últimos tres meses hubo "38 delitos" en campos argentinos que implicaron la rotura de silobolsas con granos y rollos de forraje destinados a la alimentación del ganado en distintos puntos del país. El presidente de la CRA, Jorge Chemes, dijo a la agencia NA que "si las autoridades no investigan, sería una nueva desilusión".

Este proyecto consideraría al "vandalismo rural" como un delito contra la propiedad, y opera como un daño especial y agravado cuando se afecta el desempeño o explotación de un establecimiento rural. Conforme la “nueva ley” quien vandalice cosechas, silos, bolsas, tolvas o cualquier unidad de almacenamiento incluidos los “silo bolsa”, tendrá una pena de hasta 5 años de prisión.

El diputado Ramiro Gutiérrez (FdT), quien acompaña el proyecto, anunció que, además, "también mejoraron la redacción penal de las anacrónicas figuras del estrago". En el código penal actual existen algunas regulaciones previstas como Estrago, pero son de “aplicación imposible como defensa de la propiedad”, ya que se enmarcan dentro de los llamados delitos contra la Seguridad Pública, requiriendo para su configuración una lesividad superior y diferente a las del daño a la propiedad privada.

Por liberación de patógenos, tóxicos o energía, emisión de radiaciones, incendio, explosión, inundación, derrumbe, o cualquier otro proceso destructor se puede causar el delito de estrago y la pena puede llegar a 12 años de prisión si hay peligro para la vida.

Según informa Infobae, el proyecto considera que el delito se producirá cuando se afecte el normal desempeño o explotación de un establecimiento rural a través de la destrucción, inutilización, desaparición o cualquier otro modo de daño respecto de:

  • Granos, semillas y cereales en parva, gavillas, bolsas, silos, tolvas, tanques o unidades de almacenamiento, o de los mismos todavía no cosechados;
  • Bosques, viñas, olivares, cañaverales, algodonales, yerbatales o cualquiera otra plantación de árboles o arbustos en explotación, ya sea con sus frutos en pie o cosechados;
  • Ganado en los campos o de sus productos amontonados en el campo o depositados.
  • Leña o carbón de leña, apilados o amontonados en los campos de su explotación y destinados al comercio.
  • Alfalfares o cualquier otro cultivo de forrajes, ya sea en pie o emparvados, engavillados, ensilados o enfardados.

Frederic "agradó" al campo

Representantes de entidades del agro que denunciaron delitos en diversos campos dijeron este miércoles ver "con agrado" que la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, haya expresado su "repudio categórico" contra actos de sabotaje y vandalismo en zonas rurales. También señalaron que esperan la adopción de medidas para combatirlos y detener a los responsables.

La titular de la cartera aseguró este miércoles: "Quiero expresar mi repudio categórico a todos esos actos de vandalismo. Vamos a reactivar un área específica dentro del Ministerio para esta problemática que requerirá información georreferenciada y judicializada, de modo de dimensionar la cuestión y reiniciar el trabajo en base a matrices de diagnóstico que permitan delinear políticas preventivas serias y consistentes".