Las Bolsas de Cereales y Comercio de siete provincias expresaron este lunes su rechazo a la decisión del gobierno nacional de cerrar el registro de exportaciones de algunos productos del agro sobre los cuales se estima que se incrementarán las retenciones-

Las entidades expresaron su "profunda preocupación ante las consecuencias de la medida comunicada por el Gobierno Nacional" el domingo que establece la suspensión de las exportaciones de aceite y harina de soja.

Advirtieron que, si además implica un aumento en los derechos de exportación "su  consecuencia será incentivar a la desindustrialización, desalentar la producción y frenar el ingreso de divisas de uno de los sectores que más aporta a la economía del país". En sintonía, se habian expresado también dos goberadores oficialistas de provincias agrícolas.

"La seguridad jurídica, con reglas estables y previsibles, es la base necesaria para un desarrollo económico sustentable a largo plazo", señalaron en un comunicado conjunto que firman las Bolsas de Cereales de  Bahía Blanca, Buenos Aires,  Córdoba,  Entre Ríos,  Chaco, Rosario y de Santa Fe.

Más temprano se había pronunciado la principal Bolsa de Cereales, la de Rosario, y luego se sumaron las organizaciones de otras provincias en un comunicado conjunto.

Advirtieron que tendrá "impacto negativo en la producción e industrialización de la oleaginosa, afecta directamente este presupuesto, generando efectos contrarios al objetivo buscado".

Aumento de retenciones, qué analiza el Gobierno 

La decisión del Ministerio de Agricultura de cerrar el registro de exportciones para el caso de la harina y el aceite de soja fue comunicado el domingo 13 de marzo en lo que se entiende que es la  antesala para la suba en los derechos de exportación de los subproductos del complejo sojero. De esta manera, se eliminaría el diferencial de retenciones entre granos y productos industrializados, que tributan 33% y 31% respectivamente. 

Para el mercado agrícola exportador "desde el punto de vista fiscal, la medida tendría un impacto menor. Para 2021/22, considerando las Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior ya emitidas, se podría incrementar la recaudación en USD 425 millones (USD 265 millones para harina de soja y USD 160 millones en aceite).

Agregan que "en el último mes la recaudación esperada por derechos de exportación se incrementó en USD 1.200 millones producto de los precios impulsados por la sequía y el conflicto en el Mar Negro".

" Un incremento en el impuesto a la exportación de aceite y harina desalienta el procesamiento local, ya afectado por la menor disponibilidad de poroto local e importado producto de la sequía", agregaron.