Una vez más, las Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) demuestran su descontento frente al accionar del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación apuntando que, frente a las extremas condiciones climáticas que afrontan los productores de las provincias patagónicas, es “un pasivo observador de la situación”. De esta forma la entidad reclama a la cartera de Basterra mayor protagonismo en cuanto a “medidas preventivas y paliativas urgentes”.

La entidad que preside Jorge Chemes advierte que dadas las “pésimas” condiciones de la infraestructura y la falta de inversiones del Estado la región va “camino a un destino de desaparición productiva”. Además, afirman que la ley de emergencia nacional no es suficiente ni relevante para los productores ya que “suspender el pago de algunos impuestos por breve tiempo no atiende el problema central que es la pérdida de capital, recursos e ingresos”

CRA, a través de su comunicado, expone la falta de políticas de financiamiento que “condicionan a una muy lenta recuperación o hasta la imposibilidad futura para muchos pequeños productores” y exigen a Nación equiparar al “sector rural de la Patagonia integrándolo al resto del país y no dejándolo librado a su suerte”.

Sólo en Río Negro las nevadas afectan a 9 millones de hectáreas y entre un 50 y 80% de la producción ganadera de ovinos, bovinos y caprinos.

Las consecuencias de los temporales que azotan al sur del país podrán ser cuantificadas recién en 60 o días, después del deshielo. Hasta el momento, sólo en Río Negro, las nevadas afectan a 9 millones de hectáreas y entre un 50 y 80% de la producción ganadera de ovinos, bovinos y caprinos.

Por el momento, el mencionado estado de rutas, alcantarillas y los servicios de gas, luz, electricidad, telefonía e Internet hacen más difícil el recate de productores y pobladores de estancias y parajes que se encuentran aislados, y temen se agrave, de acuerdo a las previsiones del Servicio Meteorológico Nacional.

UATRE continúa reclamando por la “zona desfavorable”

Luego de la movilización en Villa Regina, Neunquén, en reclamo por el reconocimiento de la zona desfavorable, la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE) se reunió la semana pasada con otros sindicatos vinculados con la actividad frutícola, con el objetivo de lograr el pago de la bonificación que exigen desde el año 2009.

Así, los representantes de la UATRE, José Liguen; el Sindicato de Trabajadores de la Industria del Hielo y de Mercados Particulares de la República Argentina (STIHMPRA), Antonio Bobadilla; y el Sindicato de Obreros y Empacadores de la Fruta de Río Negro y Neuquén (SOEFRNYN), Marcos Bielma, acordaron la realización de concentraciones regionales, desde el mes de agosto hasta noviembre, para continuar difundiendo y visibilizando el reclamo de los trabajadores del sector.

Más notas de

ElAgrario.com  

Creció el consumo de carnes alternativas

Paraguay comenzará a exportar carne a Turquía

Brasil importa fertilizantes ante el crecimiento de su producción agrícola

Basterra y Capitanich buscan fortalecer la producción del algodón

¿Por qué Santa Fe deberá pagar 20 millones de pesos a productor agropecuario?

Agricultura crea la Dirección Nacional de Acuicultura

Se lanzó el Mapa Dinámico del Trabajo Rural en la provincia de Buenos Ares

SemillAR, no es un superhéroe, pero va al rescate de las semillas nativas

Brasil facilita el ingreso de uvas argentinas

Importante pena ambiental a empresas de Agroquímicos