La siembra de trigo de la campaña 2020-2021 avanza a toda máquina y, de acuerdo con la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA), se implantó un 30% del área total, estimada en 6,8 millones de hectáreas. Desde la entidad bursátil adelantaron que, en relación con la campaña anterior, el avance es un 10% mayor, ya que los productores buscan aprovechar al máximo los perfiles cargados y también adelantarse a los pronósticos de lluvias de los próximos días.

La bolsa porteña explicó que este avance de siembra no solo representa una mejora en comparación con el año anterior sino "también respecto de los máximos históricos" del trigo. Al hacer un zoom del cultivo a nivel país, desde la BCBA señalaron que en NOA y Córdoba, la falta de lluvias ha desacelerado el avance de las sembradoras, mientras que en NEA y centro-norte de Santa Fe las actuales condiciones permiten sostener las labores, pero se necesitarán precipitaciones para continuar. En tanto, para cebada se proyecta una superficie sembrada de 950.000

Por el lado de la soja, la cosecha de la oleaginosa se encuentra sobre el cierre de campaña, con un volumen acumulado de 49,3 millones de toneladas, lo que se ubica por debajo de las expectativas iniciales y apenas por debajo de los promedios de los promedios de las últimas cinco campaña, que fue de 52,3 millones de toneladas. Según la BCBA, quedan por recolectar 180.000 hectáreas de soja de segunda y 40.000 de primera.

En maíz, se avanzó sobre el 55,6% del área y con una baja en la humedad de los granos que impulsó las tareas de cosecha del cereal, sobre todo en Córdoba.