“Si le preguntás a cualquier ciudadano, todos los días suben los alimentos, los bulones, una mesa, una cubierta, el combustible, pero, ¿por qué? Todo sube sin ninguna razón aparente y tiene que ver la desinformación generalizada que hay en el país, porque el punto en definitiva es que, si no controla la inflación y no se logra tener confianza, lejos se está de solucionarlo con la suspensión de la exportación de la carne”, sostuvo el ganadero en un reportaje.

Si la inflación es multicausal como sostienen desde el Ministerio de Economía, no puede obviarse del análisis algunos elementos que también hacen al incremento del precio de la carne: la especulación empresarial, que remarca precios, y la puja entre la exportación y el consumo local.

¿Por qué aumentó el precio de la carne entonces? Es innegable que su valor no obedece simplemente a la evolución de la inflación ya que los incrementos de algunos cortes son muy superiores a la variación de precios difundida por el Indec.

Por un lado, impacta el valor internacional del maíz que encarece el forraje, pero además hay una presión de los exportadores que privilegian los mercados internacionales por sobre el consumo local.

El consumo de carne vacuna pasó de los 60 kilos per cápita en 2016 a 50 kilos en 2020. La demanda interna cayó, creció la faena y aumentó la exportación. La estructura de concentración de los frigoríficos explica también parte de este escenario. Solamente 10 frigoríficos exportadores concentran el 75 por ciento de las ventas al exterior.

En la región tiene predominio La Anónima, que en el período 2016-2019 aumentó los precios de la carne de manera exponencial, a pesar de que son dueños de sus propios campos, frigoríficos y vacas. Y son exportadores.

Este cronista realizó un relevamiento sistemático de la evolución de los precios de los diferentes cortes durante el período mencionado, el cual fue publicado en el libro “La Patagonia Ajustada” (Acercándonos Ediciones, 2019).

Sólo a modo de ejemplo, en abril de 2016 la tapa de asado se conseguía en el supermercado de la familia Braun a 149 pesos, mientras que para mayo de 2019, el mismo corte era vendido a 260 pesos, es decir un incremento del 74 por ciento. El cuadril aumentó en el mismo período un 123 por ciento y la picada común, otro 175 por ciento. Mientras que los productos lácteos que se vendían en la misma cadena, tuvieron un salto del 533 por ciento (queso crema). Es decir, los formadores de precios tienen nombre y apellido.

Listados

Desde febrero de este año, el Gobierno Nacional puso la lupa en el impacto de la subfacturación de las exportaciones de la carne a través de investigaciones del Ministerio de Agricultura, la Aduana, y ahora la Inspección General de Justicia y próximamente la Unidad de Información Financiera.

Una de las primeras medidas que tomó la AFIP en relación al comercio exterior fue la re publicación de los valores de referencia para las exportaciones. Durante el macrismo se habían eliminado estos criterios, lo que permitió una mayor discrecionalidad a la hora de declarar los valores de exportación. Se declaraba menos de lo realmente vendido afuera.

Cuando la Aduana encuentra que una empresa exporta por un valor inferior al valor de referencia, se la intima a que aporte la información correspondiente. Y llegado el caso de que la respuesta no sea satisfactoria para el organismo, se pasa a cobrar la diferencia. Este sería el primer paso antes de iniciar alguna investigación más profunda vinculada a posibles movimientos de sobrefacturación de exportaciones, de llegar a ser necesario.

La Aduana ya publicó listados de empresas con marcadas diferencias entre lo declarado como exportación en relación a los valores de referencia en febrero, abril y mayo de este año. En su resolución de abril aparecieron en el listado las empresas COTO, Friar (del Grupo Vicentin) y La Anónima. Según el organismo oficial, la empresa de la familia Braun presentaba diferencias del 150 por ciento entre lo declarado y los valores de referencia.

Investigaciones

El Ministerio de Agricultura avanzó en otra línea de investigación vinculada a frigoríficos fantasmas cuyas operaciones tuvieron impacto principalmente en el Mercado de Liniers. El Gobierno detectó una serie de sociedades, algunas creadas gracias al régimen de Sociedades Simplificadas del macrismo, cuya maniobra de triangulación era la siguiente:

Vendían a Uruguay de manera contable la tonelada a 1.000 dólares (un valor a modo de ejemplo)

Desde ahí se simulaba la venta a China por 3.000 dólares

La diferencia eran dólares negros que ingresaban vía Contado con Liquidación o no ingresaban directamente. Este proceso de subfacturación de exportaciones impactaba en el mercado local. ¿De qué manera? La diferencia que ganaban por no declarar el valor real de lo vendido les permitía pagar un poco más por los animales a faenar en el Mercado de Liniers. Es decir, corrían el piso de lo que se fijaba en el Mercado Concentrador y así se movían todos los precios.

El consumo de carne vacuna pasó de los 60 kilos per cápita en 2016 a 50 kilos en 2020

Por eso ahora algunos productores nucleados en Confederaciones Rurales Argentina (CRA, la entidad madre de la Sociedad Rural de Río Gallegos) se quejan de las nuevas medidas y de las declaraciones juradas que se deben completar para exportar. Muchos estaban cobrando un diferencial por sus vacas gracias a las maniobras -presumiblemente ilegales- de un conjunto de empresas fantasmas.

El pasado 17 de mayo, la IGJ analizó el comportamiento de 13 frigoríficos -muchos de los cuales contribuyeron al aumento de precios artificial de la carne- y concluyó: “El quite de controles a las exportaciones de carne (durante el macrismo) derivó en un posibilitador o plataforma de lanzamiento pro evasión impositiva, en un impacto alcista significativo en los precios internos o locales de los productos cárnicos en general”, puede leerse en la resolución 277 de la IGJ a la que accedió La Opinión Austral.

Con la gente adentro

Debemos terminar con la especulación de los que generan los precios. No podemos descartar que lo que estamos atravesando también es fruto de las medidas tomadas por el macrismo, que cambió las reglas del sector por completo, bajando el consumo de carne un 19% y aumentando las exportaciones cerca del 300%”, sostuvo el legislador chubutense Santiago Igon (FdT).

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, mantuvo el viernes un encuentro con los integrantes del Consejo Agroindustrial Argentino (CAA), quien ya tiene listo un proyecto de ley para potenciar distintas producciones de las economías regionales y la ganadería.

El ministro fue claro. “Tienen que bajar los precios de la carne”, les dijo como condición para reabrir las exportaciones. El Gobierno tomó esta decisión para forzar una negociación con el sector.

Una de las ideas que se barajan sería la de prohibir las ventas al exterior únicamente de los cortes que se incluyen en los acuerdos de precios. Es decir, se permitiría exportar todo menos algunos cortes específicos.

“El Estado tiene que tener la capacidad de decir qué se exporta y qué no. Si no, ¿para qué tenemos Estado?”, sostuvo Juanchi Otero, de la Asociación de Productores Lecheros de Argentina (APLA).

La subfacturación de exportaciones es parte de los problemas del sector. Pero también lo es la competencia de los precios internacionales frente a las necesidades de consumo local. Por eso son necesarios los instrumentos que permitan el desacople de precios, como por ejemplo los derechos de exportación.

En 2009 se había creado el Fondo Federal Solidario, que se nutría de un 30 por ciento de lo recaudado por retenciones a la soja y se coparticipaba entre todos los municipios del país. Era una forma de redistribuir parte de la renta agropecuaria. Bien podría pensarse ahora en un instrumento que capte parte del excedente del precio internacional de la oleaginosa, teniendo en cuenta que está cerca de los 600 dólares cuando en el presupuesto se la calculó en 300 dólares, para crear un Fondo Federal que permita subsidiar algunos cortes de carne a precios accesibles para el conjunto de la población.

Más notas de

La Opinión Austral

Precio del petróleo: el Brent se pactaba a 73 dólares

Precio del petróleo: el Brent se pactaba a 73 dólares

Pico Truncado avanza hacia la producción de hidrógeno verde

Pico Truncado avanza hacia la producción de hidrógeno verde

Las PASO pusieron en espera el Plan de Desarrollo Estratégico

Las PASO pusieron en espera el Plan de Desarrollo Estratégico

Viajeros argentinos en la Patagonia: una oportunidad a partir de la crisis

Viajeros argentinos en la Patagonia: una oportunidad a partir de la crisis

Funcionarios nacionales y provinciales visitaron la obra de la represa Jorge Cepernic en Santa Cruz

Funcionarios nacionales y provinciales visitaron la obra de la represa Jorge 
Cepernic en Santa Cruz

Acueducto, Ruta 3 y Represas: más de 100 mil millones de pesos para Santa Cruz en el Presupuesto nacional

Acueducto, Ruta 3 y Represas: más de 100 mil millones de pesos para Santa Cruz 
en el Presupuesto nacional

Alicia Kirchner pidió que las provincias productoras de petróleo tengan participación vinculante en el debate del proyecto de Promoción de Hidrocarburos

Alicia Kirchner pidió que las provincias productoras de petróleo tengan 
participación vinculante en el debate del proyecto de Promoción de 
Hidrocarburos

Alberto Fernández: "Tenemos que poner el máximo impulso a la actividad petrolera y gasífera"

Alberto Fernández: "Tenemos que poner el máximo impulso a la actividad 
petrolera y gasífera"

Qué dice el proyecto de Ley de Hidrocarburos presentado por el Gobierno nacional

Qué dice el proyecto de Ley de Hidrocarburos presentado por el Gobierno 
nacional

El gobierno nacional mantendrá el compromiso de congelar el precio de la nafta hasta fin de año

El gobierno nacional mantendrá el compromiso de congelar el precio de la nafta 
hasta fin de año