Frente a la repentina decisión manifestada por Brasil de dejar de inocular a su rodeo y considerando la fuerte interacción comercial entre el estado argentino y el país vecino, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) reafirmó su plan de vacunación contra la aftosa.

Así mismo, la entidad sanitaria argentina requirió a las autoridades brasileras garantías e informes al respecto, puesto que los años de lucha contra esta enfermedad del ganado que lleva adelante el Senasa se verían amenazados frente al cese de vacunación, en especial, en las zonas fronterizas como Río Grande do Sul.

Las autoridades del Senasa hablaron con José Guilherme Tollstadius Leal, secretario de Defensa Agropecuaria del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento (MAPA) de Brasil para solicitar "información sobre las condiciones en que tomaron la decisión de dejar de vacunar contra la aftosa y las garantías suficientes para que la región no se vea afectada por un posible rebrote de la enfermedad que impactaría en el comercio internacional de carnes", informó el organismo.

Argentina es considerada una zona libre de aftosa por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE).

Cabe destacar que la Argentina es considerada una zona libre de aftosa por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), con vacunación en la región ubicada entre el limite norte y el río Colorado y libre sin vacunación desde el río Colorado hasta Tierra del Fuego.

Este reconocimeinto es el resultado de las sucesivas campañas de vacunación que el Senasa viene llevando a cabo. Precisamente se realizaron desde el año 2001, a través del Programa Nacional de Control y Erradicación de la Fiebre Aftosa del Senasa, 36 campañas, a razón de dos por años.

Justamente esta semana se extendió el programa de vacunación de la campaña en curso por 30 días más en ocho provincias de la zona central del país. La resolución fue establecida con el objetivo de completar eficazmente el plan de inoculación que sufrió retrasos debido a las medidas adoptadas por el gobierno nacional frente a la pandemia de COVID-19.

El Senasa destaca que "la vacunación anual contra la fiebre aftosa es una acción indispensable para sostener el estatus sanitario alcanzado por nuestro país que le ha permitido acceder a distintos mercados cárnicos en el mundo". Por esta razón es responsabilidad no solo de la entidad sanitaria sino del gobierno nacional, provincial y municipal así como de los productores ganaderos, garantizar la vacunación para sostener la inmunidad del rodeo y la calidad de la carne argentina.

Más notas de

ElAgrario.com  

Chile puso en marcha la primera planta termosolar de Latinoamérica

Estiman una producción de manzanas y peras en la campaña 2020/21 de 1,18 millones de toneladas

Rainaudo: “Las AgTech significan un cambio en la manera de producir”

Inspecciones en cosecha del kiwi en Madariaga y General Pueyrredón

Corrientes: Pequeños y medianos productores venden su hacienda desde una plataforma virtual

Se firma un acuerdo para generar la repoblación de cinco localidades del sur de Santa Fe

Cítricos: Bajos rendimientos en Misiones y escasa exportación

Arte y campo en la historia argentina

El acceso al agua permite destinar más tiempo a la actividad social y escolar a los chicos en zonas rurales

Uno de cada cuatro niños, niñas y adolescentes de los hogares encuestados  participa de la actividad de juntar agua.

La UATRE de Entre Ríos le marcó la cancha a los empresarios avícolas