El gobierno de la provincia de Buenos Aires presentó una mesa técnica para abordar la crisis hídrica que afecta la cuenca del Río Colorado, que refleja un descenso en el caudal de su agua, y se pronostica una temporada crítica para la región sur bonaerense.

El armado de este espacio fue decidido por el ministro de Desarrollo Agrario, Javier Rodríguez, luego de una reunión que mantuvo con referentes de los regantes agrupados en el Consorcio Hidráulico del Valle Bonaerense; los intendentes de Patagones y Villarino, José Zara y Carlos Bevilaqcua, respectivamente, y representantes de la Corporación de Fomento del Valle Bonaerense del Río Colorado (Corfo).

El titular de la cartera agraria señaló que "hemos decidido trabajar en forma conjunta para buscar un mejor aprovechamiento del agua frente a la crisis actual. Si llega el agua hay producción y trabajo". En la actualidad, la Corfo tiene jurisdicción sobre 503.419 hectáreas, de las cuales 137.565 hectáreas son derivadas por un sistema de tomas ubicadas a ambos márgenes del río que abastecen a cinco canales principales.