La Cámara de Productores Porcinos de Entre Ríos (Capper) destacó ayer la decisión del Gobierno nacional de reducir 4 puntos los derechos de exportación para el sector, que desde su perspectiva "representa un estímulo a las exportaciones", cuando la actividad "apuesta a fortalecer el desarrollo exportador". La reducción de las retenciones del 9 al 5% para carnes porcinas fue tomada como "una oportunidad", según destacó la entidad en un comunicado. La cámara solicitó, sin embargo, "otras medidas complementarias para el interior del país, a fin de generar condiciones de competitividad en términos impositivos, financieros, de infraestructura, entre otras".

La cadena porcina "busca potenciar el crecimiento de las ventas al exterior y apostar por la dinámica exportadora" para así "ganar nuevos mercados y generar nuevas inversiones", indicaron. En relación a las oportunidades que ofrecen los mercados externos, desde Capper señalaron que la "situación internacional de los últimos años en el sector porcino, con particular atención en el crecimiento de la demanda de China, resulta promisoria para los productores del país".