Según comunicaron desde la firma, el directorio de Vicentin presentó la renuncia y, a su vez, elevaron el balance 2019 al juez Fabián Lorenzini, que lleva la convocatoria de acreedores en el juzgado Civil y Comercial Nº 2 de Reconquista, que actualmente está cerrado por un caso sospechoso de Covid 19.

La renovación del directorio haría viable la nueva proposición de los acreedores, una propuesta integradora para conformar un fideicomiso que incluya a todas las partes y en el que el directorio de Vicentin depositaría sus acciones.

El paso al costado del directorio era además una condición sine qua non para cualquier interesado en adquirir o participar de la operación de la concursada cerealera, ya que el directorio renunciante es el que condujo a la firma al default. La renuncia se deberá formalizar en la asamblea de accionistas prevista para el próximo 15 de octubre en la ciudad santafesina de Avellaneda.

Con respecto al balance, el gobierno de Santa Fe, el Banco Nación y los sindicatos de aceiteros, reclaman su presentación desde mediados de junio pasado, ya que este documento es clave para entender la situación que llevó a la aceitera a la cesación de pagos por “estrés financiero” en diciembre de 2019.

En este sentido, en los próximos días, se conocerán los resultados de una pericia forense del estado contable de Vicentin que fue encargado a Deloitte y Arnaud Iribarne por acreedores locales e internacionales. Lo que pretenden es delinear las acciones previas al default.

La etapa de verificación de créditos se cerró el día 25 de agosto y hasta el momento, en el concurso preventivo de acreedores se realizaron 1.742 presentaciones, con reclamos por 34.000 millones de pesos, 1.340 millones de dólares y 39.000 euros. La deuda presentada ante el juzgado es más de un 20 por ciento mayor a la prevista por la empresa. Hasta el 18 de septiembre se recibirán las impugnaciones y posibles observaciones a los reclamos presentados. El cronograma delineado por el magistrado Lorenzini indica que el día 13 de noviembre los síndicos elevaran los informes individuales, por lo que para esa fecha quedarán definidos qué acreedores estarán habilitados para cobrar.

A su vez, durante última semana, se conoció un reporte bancario de operación sospechosa que detalló que Glencore, la gigante suiza del agro que es investigada en varios casos de corrupción, mandó, entre otras transacciones millonarias, varios giros a la cerealera por al menos US$12,6 millones.

Mientras tanto, algunos movimientos de fondos de Vicentin Paraguay ya habían estado en la mira de la unidad antilavado norteamericana (FinCen) por reportes de operaciones sospechosas, activados durante el 2015 por el Deutsche Bank. La información se conoció a partir de la desclasificación de 2100 documentos secretos que forman parte de los FinCEN Files, una filtración que BuzzFeed News compartió con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, de la que es parte el diario LA NACION, que divulgó la información.

Por un lado, la cerealera enfrenta el concurso preventivo de acreedores ante la justicia de la ciudad santafesina de Reconquista, a cargo del magistrado Fabián Lorenzini, con deudas por US$ 1300 millones. Además del concurso, el magistrado Julián Ercolini lleva adelante otra causa donde se investigan supuestas irregularidades en el otorgamiento de préstamos por 18.500 millones de pesos por parte del Banco Nación hacia Vicentin.

De la empresa dependen unas 7 mil familias en forma directa y tiene de acreedores al Banco Nación y a miles de pequeños productores y PYMES.

Fuentes: Télam / La Nación / El Agrario.

Más notas de

ElAgrario.com  

Carinata, bien desde el principio

Cucamelón: Poderoso el chiquitín

Resoluciones CNTA 61 a 84 del 2021

Indicios de explotación laboral en un establecimiento agrícola de Santa Fe

El RENATRE detectó varios casos de presunta explotación laboral

La UATRE nuevamente de luto

El RENATRE ofreció su estructura para vacunar de forma prioritaria a trabajadores rurales mayores de 60 años

Se inauguró una sala láctea en una escuela agraria en Mar Chiquita

En 2020 se certificaron 132 mil toneladas de productos orgánicos

CASFEG y APAMA unidas para desarrollar nuevas variedades de arándanos entrerrianos