A la espera de la reunión de con el Gobierno, varios referentes integrantes de la Mesa de Enlace se adelantaron a rechazar la posible suba del 3% a los derechos de exportación de soja contemplada en la Ley de Solidaridad aprobada en diciembre y puesta en suspenso desde ese entonces.

Trascendidos indican que el presidente Alberto Fernández incluirá el anuncio en su discurso de apertura de sesiones el próximo 1 de marzo, ya que la decisión corresponde a Casa Rosada. Según pudo saber BAE Negocios, ese 3% se destinaría al grano de soja y no a los subproductos.

Sin confirmaciones oficiales, el titular de Coninagro, Carlos Iannizzotto, adviritió que de anunciarse el aumento generará "malestar" en el campo y que si este incremento se da sin un programa que lo acompañe "será un error".

"Ojalá el ministro nos calle la boca y anuncie un programa para el campo más allá del aumento de retenciones", expresó el dirigente agropecuario en diálogo con Futurock sobre la inminente reunión de este jueves con el jefe de la cartera agropecuaria, Luis Basterra, y remarcó: "No compartimos un aumento de retenciones pero en una de esas se puede charlar si va acompañado de medidas para el campo".

Por otro lado, alertó sobre posibles medidas de fuerza: "Hasta ahora la venimos bancando pero si aumentan las retenciones se van a venir protestas, no hay otra alternativa lamentablemente. Hay mucho malestar en el sector".

Carlos Achetoni, presidente de la Federación Agraria, prefirió ser "respetuoso" y "esperar a hablar" con el ministro ya que calificó la suba como "un trascendido". Además, puso el foco en los pequeños productores: "Sin un trato diferenciado, con un 33% va a ser muy difícil todavía. Y obviamente si no hay un trato diferenciado se nos va a hacer muy difícil contener a nuestra propia representación de productores más complicados".

"Una medida de ese tipo caería muy mal. Prometieron un alivio al sector y, hasta ahora, no cumplieron. Nuestro sector es uno de los que la está pasando mal, y es a uno a lo que se le está pidiendo un esfuerzo", se quejó.

El Gobierno cuenta con la posibilidad de elevar desde el 30% actual de retenciones a la soja hasta un tope de 33%, una facultad que quedó regulada en la Ley de Emergencia y Solidaridad Social votada en el Congreso en los primeros días de mandato de Fernández. En el caso del trigo y maíz, la suba podría ser de 12 a 15 por ciento.

La Mesa de Enlace mantuvo la semana pasada una reunión con la posibilidad concretar de anunciar un cese en la comercialización de granos. Un oportuno llamado del ministro de Agricultura puso en suspenso las protestas.