La empresa láctea Sancor ultima los detalles para acceder a un fideicomiso a través del Banco de Inversión y Comercio Exterior (Bice), que según pudo reconstruir BAE Negocios contaría con fondos por $1.500 millones y busca impulsar la producción de la firma, que en la actualidad se encuentra sobre los 600.000 litros diarios.

La cooperativa láctea con sede en la localidad santafesina de Sunchales, trabaja en conjunto con el ministerio de Producción y el Instituto Nacional de la Economía Social (Inaes) para mejorar sus números, con el objetivo de llegar a las producción de 1,5 millones de litros diarios en 2021. El presidente de este organismo, Mario Cafiero, reconoció en declaraciones periodísticas que la empresa "está en un plan de recuperación y crecimiento".

Tal como adelantó este medio, recientes declaraciones del secretario general del gremio de Trabajadores de la Industria Lechera (Atilra), Héctor Ponce, acerca de este plan de reactivación generaron rumores sobre un "nuevo Vicentin". Estos trascendidos fueron desmentidos, tanto desde el Gobierno nacional como desde el gremio que representa a los trabajadores de la firma. En la actualidad, la deuda de Sancor se ubica en torno a los $12.000 millones, con AFIP y el Fondo de Inversión BAF como principales acreedores.

Según adelantaron voceros de Atilra, el fideicomiso estaría operativo para el próximo mes de agosto. En este escenario, el titular del Inaes señaló que la cooperativa "está siendo gobernada por sus autoridades" y que "no hay ningún tipo de injerencia de parte del Estado".