La Mesa de Enlace anunció este miércoles el final del cese de comercialización de granos, luego de que el Gobierno decidió levantar las restricciones para exportar maíz, y en medio de cruces con el ministro de Agricultura, Luis Basterra, y otras entidades rurales.

Tras un encuentro entre las entidades que la integran, la Comisión dijo que "se levanta el paro", horas antes de cumplirse el plazo previsto, que vencía a la medianoche del miércoles.

Indicaron que el cese de comercialización fue "una medida que no nos hubiese gustado llevar adelante" y dijeron haberse sentido "empujados a tomarla" por las medidas adoptadas por el Gobierno.

Para la Comisión de Enlace -integrada por Sociedad Rural, Confederaciones Rurales (CRA) y Federación Agraria, más Coninagro, que no adhirió a la protesta- el cese de comercialización "cumplió el objetivo que teníamos planteado".

El diálogo del campo

Daniel Pelegrina, presidente de la Sociedad Rural, criticó, de todas maneras, las nuevas propuestas del Gobierno, que intenta "desacoplar" la cotización internacional del mercado interno: "No creemos en el desacople de los precios internos e internacionales. No sabemos qué es", describió.

Según Pelegrina la medida de fuerza patronal demostró que el cierre de las exportaciones "fue un error" y justificó el fin del paro: "el error se ha levantado por eso a partir de ahora disponemos a levantar el cese comercial y a partir de aquí buscar el mayor diálogo posible".

Además, planteó que las entidades le pedirán al presidente "Alberto Fernández, tal cual lo hizo cuando fuimos a verlo como candidato y luego como presidente, que nos consulte cuando va a tomar una medida así".

El paro se sintió

En tanto, el encargado de responder a Basterra fue el presidente de CRA, Jorge Chemes, quien salió al cruce de las críticas lanzadas por el ministro de Agricultura, quien había señalado que el cese de comercialización no se sintió y destacado que Coninagro decidió no adherir al reclamo.

"La medida no fue imperceptible, como dijo el ministro Basterra. Más de un 60% de cese de comercialización se frenó estos días", respondió Chemes.

El titular de CRA le advirtió al Gobierno que "si hay algo que vaya en contra del campo vamos a tomar las medidas que sean necesarias".

El paro no se sintió

Antes del anuncio de la Comisión de Enlace, el ministro de Agricultura había afirmado que el paro no se había sentido y  criticado a las entidades que lanzaron la medida de fuerza.

Consideró que esa Comisión nunca fue proclive al diálogo y en cambio destacó el nivel de acuerdo alcanzado con el Consejo Agroindustrial Argentino, que engloba a la Bolsa de Cereales de Buenos Aires y la cámara aceitera y de granos CIARA-CEC, entre otras entidades.

"Hay que hacer una primera escisión sobre con quién uno dialoga y con quién llega a los acuerdos. La Mesa de Enlace en ningún momento estuvo proclive al diálogo. Y ni siquiera tuvo consenso interno para definir una medida", dijo Basterra.

Basterra subrayó que "Coninagro, representante gremial de los intereses del núcleo cooperativo más importante de la Argentina, no adhirió al paro. Se habló de una medida del campo, como algo global, pero no lo fue".