La Mesa de Enlace profundizó su división y mientras desde Confederaciones Rurales Argentina (CRA) exigen que se defina "fecha y modalidad de un cese de comercialización", la Federación Agraria Argentina (FAA) consideró que en este momento no tienen "la prioridad de ir a una medida de fuerza extrema". Este cruce entre entidades se produjo mientras las gremiales reclaman un encuentro con el ministro de Agricultura, Luis Basterra, para abordar el tema de los derechos de exportación a la producción agropecuaria.

Por el lado de los confederados, desde la entidad presidida por Jorge Chemes explicaron que deben responder ante sus bases, que expresaron su malestar en distintas asambleas que se llevaron a cabo en todo el país. "Sin una agenda de trabajo conjunto y una relación campo - Gobierno que permita generar mecanismos que generen certidumbres, es difícil avanzar", señalaron los ruralistas a través de un comunicado.

Mientras la Mesa de Enlace se mantiene sobre una frágil unidad, FAA interpretó que no es momento de salir a las rutas. A diferencia del resto de las entidades que componen este espacio, que básicamente apuntan a eliminar los derechos de exportación, los federados, presididos por Carlos Achetoni, proponen segmentar retenciones y la creación de un fondo de estímulo para las economías regionales, entre otros puntos, en una clara apuesta a políticas públicas diferenciadas de acuerdo a escala productiva. Con respecto a impuestos, remarcaron "la necesidad de fijar una fecha de caducidad de los derechos de exportación, en el marco de una reforma impositiva integral y progresiva".

Por el lado de CRA también reclamaron que este espacio de diálogo sea acompañado por "un alivio en la presión impositiva" y una "disminución del gasto político". La pulseada entre el peronismo y la Mesa de Enlace comenzó a ser evidente tras el triunfo del entonces candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, que luego de asumir la presidencia modificó el esquema de retenciones, que en el caso de soja quedaron en 30%, trigo, maíz y girasol en 12% y carne bovina en 9%. Como dato a tener en cuenta, la Ley de Solidaridad Social contempla la posibilidad de un incremento adicional de 3%.

Desde la Sociedad Rural Argentina (SRA), que es la otra entidad que juega fuerte para eliminar los derechos de exportación, señalaron en declaraciones a Télam que "están a la expectativa" y que si bien "se va a plantear al interior del Consejo Directivo", se "reconoce que no hay ningún pedido de sus bases". Al cierre de esta edición, las entidades que componen la Mesa de Enlace no se habían reunido para definir los pasos a seguir.